April 12, 2018 12:20 PM

Ana Julia Quezada, la mujer de origen dominicano y asesina confesa del niño Gabriel Cruz, de 8 años, vuelve a estremecer a la opinión pública. En una carta enviada a los padres de la criatura la mujer de 45 años ha asegurado que su muerte fue “un accidente”.

Recluida desde el 16 de marzo en una cárcel de Almería, al sur de España, Quezada envió la misiva al popular programa de Ana Rosa, en la cadena nacional Telecinco, con esperanzas de que el mensaje llegara hasta oídos de los devastados padres del menor, a quienes pidió perdón por lo ocurrido.

“[La muerte de Gabriel] fue un accidente y siempre lo diré porque es la verdad. Me asusté mucho, el miedo te bloquea y actué así”, escribió la mujer que desde hace décadas reside en la Madre Patria. “No fui lo suficientemente fuerte como para decirle a mi pareja, a nadie, lo que había pasado y, poco a poco, me fui metiendo en una bola cada vez más grande”.

Quezada también pidió clemencia, ante los ataques que dice haber sufrido tras su detención y luego de que surgieran en redes videos de la quema de una muñeca negra hecha a su semejanza.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

“Soy negra, cometí un delito sin querer, lo único que pido es que se me juzgue y se me trate como se me tiene que tratar en esta situación”, imploró.

El 27 de febrero se reportó como desaparecido al niño, a quien de cariño llamaban “Pescadito”.  A partir de ese momento, Ángel Cruz, padre del niño y pareja de la presunta asesina, y la mujer comenzaron a acaparar titulares en la búsqueda del niño. En múltiples videos y entrevistas se veía a la pareja llorosa, pidiendo ayuda para localizar al menor que había desaparecido de casa de su abuela cuando iba a jugar con unos amiguitos.

Posteriormente, y gracias a una estrategia de la policía local, la dominicana fue captada in fraganti extrayendo los restos del niño de una finca donde los había enterrado. La autopsia reveló que Gabriel había sido golpeado y estrangulado.

Pero otra parte, fuentes en España informaron que dentro de los próximos 10 días podría producirse un careo entre la presunta asesina y los padres de la víctima, algo que  ha sido rechazado ya por los abogados de los padres.

 

 

 

 

You May Like

EDIT POST