Un grupo de por lo menos 9 inmigrantes fueron alimentados a la fuerza por la vía nasal luego de entrar en huelga de hambre en un centro de detención de Texas.

By Mayra Mangal
February 01, 2019 12:26 PM

Un grupo de por lo menos nueve inmigrantes que se encuentran en centros de detención fueron alimentados a la fuerza por la vía nasal luego de entrar en huelga de hambre a mediados de enero.

Así lo aseguraron este viernes múltiples fuentes informando que el grupo está compuesto principalmente por hombres provenientes de Cuba e India. La mayoría de ellos están recluidos desde hace semanas en un centro de detención de El Paso, Texas y fueron alimentados a la fuerza por medio de un tubo de inserción nasal debido a su condición luego de días sin probar alimento.

Según los abogados de por lo menos dos de los protestantes, la alimentación forzada provocó el sangramiento nasal de los afectados.

De acuerdo a la agencia Associated Press, los inmigrantes reclaman por lo ellos califican de “abuso verbal” por parte de los guardias que resguardan dicho centro y según The New York Times algunos de ellos fueron colocados en aislamiento al comenzar su protesta pacífica.

Una familiar de uno de los detenidos informó a AP que el grupo se compone de aproximadamente 30 personas. Sin embargo, portavoces de la Agencia de Inmigración y Aduanas (ICE) ha confirmado únicamente la existencia de 11 huelguistas bajo su custodia.

Embed from Getty Images

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Leticia Zamarripa, portavoz de dicha dependencia, dijo que además de los detenidos en Texas, hay 4 personas más que han rechazado alimentos en centros de detención de Miami, Phoenix, San Diego y San Francisco, y que la agencia está monitoreando cuidadosamente su ingesta de agua y su estado de salud.

Algunos de los huelguistas están buscando asilo en el país y aseguran ser víctimas de persecución en sus lugares de origen.

De acuerdo con The New York Times desde 2015 se han documentado por lo menos 1,396 casos de personas que entraron en huelga de hambre al encontrarse en centros de detención del país. Muchos han protestado por abusos y situaciones insalubres dentro de dichos lugares.

Advertisement