Si disfrutas de la piscina en el verano, cuidado con este peligroso parásito fecal que vive en las piscinas y es de fácil transmisión.

By Lena Hansen
July 03, 2019

Si disfruta nadar en la piscina para escapar del calor del verano, cuidado con un peligroso parásito fecal que habita en este agua. Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) han emitido una alerta en Estados Unidos y Puerto Rico por un brote del parásito fecal “crypto” (o Cryptosporidium) en piscinas.

Si una persona tiene diarrea al entrar a la piscina y tiene un ‘accidente' dentro del agua, puede contaminar la piscina con millones de microbios como el crypto, Giardia, Shigella, norovirus y E Coli. Es fácil contaminarse si se traga agua en la piscina, por lo que los niños son especialmente vulnerables.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Según informa CDC, “la mayoría de los microbios muere a los pocos minutos debido a los desinfectantes comunes que se usan en las piscinas, como el cloro y el bromo, pero el cypto es un microbio que puede sobrevivir por más de 7 días, incluso en el agua debidamente clorada.”

Antes de meterse a la piscina, CDC recomienda:

—No dejar que los niños naden si están enfermos con diarrea.

—Revisar los resultados de la última inspección sanitaria de la piscina.

— Hacer su propia inspección. Puede medir los niveles de desinfectante (cloro o bromo) y de acidez del agua con tiras reactivas para asegurarse de que sean los correctos.

—La concentración de cloro libre debe ser de al menos 1 ppm en las piscinas y los parques de agua. La concentración de bromo debe ser de al menos 3 ppm en las piscinas y los parques de agua.

—El pH del agua debe estar entre 7.2 y 7.8

—Dúchese antes de meterse al agua para quitarse la tierra y el sudor.

—Evite tragar agua en la piscina.

—Lleve a los niños al baño y revíseles los pañales con frecuencia.

—Cambie pañales en el baño (o un área destinada para cambiar pañales) y no a un costado de la piscina, para mantener los microbios lejos del agua.

Advertisement