Con tan solo 13 años, Alena Analeigh Wicker fue aceptada en la escuela de medicina de una prestigiosa universidad. Hace un año, a los 12 años, se graduó de la escuela secundaria. Conoce la inspiradora historia de esta genio.
Anuncio
Alena Analeigh Wicker
Alena Analeigh Wicker
| Credit: Instagram/@thebrownstemgirl

A los 13 años, Alena Analeigh Wicker comenzará a estudiar medicina en la universidad. La joven genio compartió la feliz noticia en su Instagram con sus más de 30,000 seguidores. "He trabajado tan duro para alcanzar mis metas y vivir mis sueños", expresó. "¡Mamá, lo logré!".

La estudiante fue aceptada en la escuela de medicina Heersink de la Universidad de Alabama en Birmingham, reporta CNN. Alena será parte de un programa especial de aceptación temprana para estudiantes que cumplen con los requisitos y comenzará la universidad en el 2024.

Alena hace historia como la estudiante afroamericana más joven en ser aceptada en un programa universitario de medicina. Con tan solo 12 años, se graduó de la escuela secundaria. La adolescente asegura que es una chica normal a pesar de su superdotado intelecto. "Todavía soy una chica de 13 años normal", dijo en una entrevista con el diario The Washington Post.

¿Cómo ha podido terminar sus cursos tan rápido? "Tengo habilidades de manejo del tiempo extremadamente buenas y soy muy disciplinada", le dijo al Washington Post. Su madre, Daphne McQuarter, le contó al diario que notó que su hija era muy avanzada desde que era muy pequeña. Ella ha sido un gran apoyo para la adolescente, a quien le fascinan los Legos, la NASA, y todo lo relacionado con ciencia, tecnología, ingeniería y matemática.

La estudiante, oriunda de Texas, dijo que había sido víctima de bullying en la escuela y por eso estudió en casa varios años. En quinto grado regresó a la escuela regular, pero seguía tomando cursos en casa en su tiempo libre. Durante la pandemia, tomó clases adicionales. "Amo la escuela, amo aprender, amo leer", dijo la estudiante, para quien sacar excelentes calificaciones no es un sacrificio.

Alena también fundó la organización Brown STEM Girl — para apoyar a chicas de color que quieran estudiar carreras relacionadas a la ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas. ¡Toda una inspiración!