Los hombres acostumbran a reunirse frecuentemente y compartieron por última vez en un colmado en el supuestamente les vendieron bebidas con metanol.

Por Leonela Taveras
Abril 19, 2021
Anuncio

La problemática del alcohol adulterado sigue causando dolor y muertes en la República Dominicana. Siete hombres con edades comprendidas entre los 40 y 64 años perdieron la vida este fin de semana luego de supuestamente consumir bebidas con metanol.

Según el periódico dominicano Listín Diario, los amigos se reunieron para compartir en un colmado el pasado viernes en la noche en la urbanización Juan Pablo Duarte de Santo Domingo Este. El reporte indica que luego que varias "tercias" comenzaron a sentirse mal.

El periódico Diario Libre informó que hasta el momento cinco personas han sido identificadas: Jorge Radhamés Beras, de 57 años; Luis Arno Corniell y Rafael Emilio Bartolomé, ambos de 63; y Fernando Adonis Ferreras y Julio César Montilla, ambos de 52 –la mayoría trabajadores del sector construcción.

La madre de uno de los fallecidos, Lidia Bartolomé, dijo al periódico El Día que su hijo siempre se reunía con sus amigos a beber, pero el viernes en la noche, al llegar a la casa, se acostó y en horas de la madrugada empezó a sentir un dolor y a desesperarse.

"Yo sufrí muchísimo, él empezó a sentirse mal, se levantó de la cama, salió huyendo al patio, desesperado, a echarse agua, diciendo, ¡qué calor tengo!, y se me murió mi muchacho", narró la señora Lidia tras manifestar que, de sus 14 hijos, era el único que vivía con ella.

Algunos familiares y amigos de los fallecidos revelaron que solían beber en los colmados de la zona. En lo que va de año han muerto 77 personas y más de 100 personas han resultado afectadas por consumir bebidas adulteradas, informó el periódico Diario Libre.

El Instituto Nacional de Protección a los Derechos del Consumidor del país (Proconsumidor) ordenó el cierre de los colmados El Tanque y Elianny, dos de los establecimientos acusados de vender bebidas adulteradas; sus propietarios fueron detenidos, informó el periódico El Caribe.

Otro caso que causó conmoción este año fue el del venezolano Armando Medina, de 34 años, quien cayó en coma por 9 días tras intoxicarse con bebida adulterada durante una excursión con sus amigos. El joven aún está en el hospital, donde recibe terapia física para recuperar el habla y la movilidad.