La cantante M'Balia sufrió racismo en México por su color de piel.

Por Carole Joseph and Carole Joseph
Julio 01, 2020
Anuncio

Ser afrolatina en México no fue fácil para M’Balia Marichal y su hermano Kalimba. Por suerte, la actriz, cantante y productora tuvo el apoyo de sus padres, quienes siempre lucharon para que fueran reconocidos por su talento y no por su físico.

¿Fue difícil tener un lugar en el medio del espectáculo?

Sí, empecé mi carrera desde muy pequeña haciendo comerciales. Nosotros íbamos a los castings y le decían a mi mamá que teníamos que decir ‘Bunga bunga’ por cómo lucíamos. Mi madre siempre les dejó muy claro que jamás haríamos eso. Luchó para romper ese esquema confiando y enseñándome a confiar en quién soy como persona, el talento que tengo y mis habilidades.

M'balia Marichal
Credit: Medios y Media/Getty Images

¿Con la música fue lo mismo?

Claro, al principio solo querían que cantara hip hop, pero ahora con mi productora busco que haya diversificación. Y a mis hijos también les enseño eso, ellos hacen de todo.

Tus hijos. ¿Cómo les transmites todas las enseñanzas de tu mamá?

Todos tenemos un  tipo, un color de piel, un tipo de cabello, todos son hermosos y todos son propios, y son parte de nuestra identidad. Mi mamá me enseñó a ver más allá de lo que la gente veía desde afuera y a entender que yo era una niña muy talentosa, con una serie de habilidades, con un propósito en mi vida y ahora yo se lo transmito a mis hijos. Claro, son tiempos diferentes.

Ser afrolatina en México…

La realidad es que la gente aquí no lo considera como algo propio y aunque somos microminoría estamos aquí. Contamos también. Somos parte de la sociedad mexicana. Somos gente que aporta en todos los sentidos. Existimos y existe un trato hacia nosotros que también se nota.