La policía asegura que los menores se robaron unos cuchillos del almacén para atacar a la víctima y que grabaron todo para compartirlo en redes sociales. Aquí el reporte.

Por Mayra Mangal
Enero 25, 2021
Anuncio

La policía del distrito de Calcasie, en Louisiana, detuvo a cuatro menores de entre 12 y 14 años bajo sospechas de haber participado en un feroz ataque ocurrido dentro de un almacén de Walmart en el que una niña de 15 años perdió la vida. Autoridades aseguraron que los menores se robaron unos cuchillos del almacén para atacar a la víctima y que grabaron todo para "mostrar el asesinato completo" en redes sociales.

Portavoces de la policía local dijeron que el pasado sábado respondieron a una llamada de auxilio emitida hacia las 7:30 p.m., hora local, avisando que había ocurrido un ataque en el almacén ubicado en Highway 14 del lago Charles. Al parecer varios ninos se habían enfrascado en una riña dentro del Walmart y una de ellas, de 15 año, había sido apuñalada.

La vítima fue trasladada a un hospital donde se pronunció su muerte. Una investigación -asistida por imágenes de seguridad del almacén- determinaron que en el ataque participaron cuatro adolescentes de 12,13 y 14 años, respectivamente. Las menores de edad se habrían robado unos cuchillosde la misma tienda para arremeter contra su víctima. Además grabaron lo ocurrido para compartirlo en redes en imágenes que son "sumamente perturbadoras", según informa la estación local KATC-3, en Acadania.

Tony Mancuso, alguacil de la policía de Calcasie, informó en conferencia de prensa que se habían producido cuatro arrestos y que una niña de 13 años había sido acusada de homicidio en segundo grado, mientras que una segunda enfrenta cargos de ser auxiliar en homicidio de segundo grado.

Imágenes de la presunta homicida, de solo 13 años, y su identidad, que fueron reveladas por la prensa en Louisiana:

Regan Broussard
Regan Broussard
| Credit: Calcasieu Parish Sheriff's Office

Este es el tercer homicidio de un menor de edad que ocurre en dicha localidad en menos de seis meses. Ante la preocupación en la escalada de la violencia el alguacil Mancuso hizo un fuerte llamada a la población.

"Tenemos un problema en nuestra comunidad que tenemos que afrontar. Los niños están teniendo acceso a armas o se roban las armas", exclamó el alguacil. "Este es un ciclo que debe acabar, [porque] estamos hartos. Les pido esta noche, padres: controlen a sus hijos, tienen que hacerlo. Nosotros no podemos hacerlo. Nosotros podemos arrestarlos, pero eso no va a solucionar el problema. Se necesita el trabajo de los padres, saber en dónde están sus hijos, que nos involucremos en dónde se encuentran [y en lo] qué están haciendo".