Las autoridades siguen buscando a Pablo Hernández, quien presuntamente secuestró a su hija Jacqueline Hernández en el 2007.

Anuncio
Angelica Vences-Salgado y su hija Jacqueline Hernandez.
Angelica Vences-Salgado y su hija Jacqueline Hernandez.
| Credit: CLERMONT POLICE DEPARTMENT

Una adolescente finalmente se reunió con su madre, más de diez años después de que fuera secuestrada de su casa en Florida a los 6 años.

El caso de más de una década llegó a un final feliz el viernes cuando Jacqueline Hernández, ahora de 19 años, y su madre, Angélica Vences-Salgado, finalmente se abrazaron por primera vez en casi catorce años.

El emocionante momento fue capturado en una foto compartida por el Departamento de Policía de Clermont en un comunicado de prensa.

"Una hija secuestrada se reunió con su madre como resultado del trabajo conjunto de las fuerzas del orden", dijo en un comunicado David Pezzutti, un agente especial adjunto a cargo de las Investigaciones de Seguridad Nacional de Orlando. "Este es un gran ejemplo de cómo las asociaciones sólidas en la aplicación de la ley pueden funcionar para resolver problemas sin importar la complejidad o la distancia".

Según la policía de Clermont, Jacqueline fue secuestrada de su casa en el 2007 cuando tenía 6 años.

Su padre, Pablo Hernández, de 43 años, supuestamente estuvo detrás del secuestro y el 27 de diciembre del 2007 se emitió una orden de arresto en su contra por secuestro, según NBC News y WESH, afiliada de NBC.

El 2 de septiembre, Vences-Salgado llamó a la División de Detectives del Departamento de Policía de Clermont e informó que había recibido un mensaje en las redes sociales de alguien que decía ser su hija, dijo la policía en su comunicado de prensa.

La persona le dijo a Vences-Salgado que estaba en México y que quería reunirse en el Punto de Entrada ubicado en la frontera en Laredo, Texas, el 10 de septiembre.

La policía de Clermont dijo que varias agencias legales, incluida la Oficina del Sheriff del Condado de Orange y las de Investigaciones de Seguridad Nacional, inmediatamente comenzaron a investigar y establecer planes para "interceptar a la víctima" en la frontera para confirmar si realmente era Jacqueline.

En este momento, no está claro por qué Jacqueline decidió acercarse a su madre ahora y cuáles fueron las condiciones de su vida a lo largo de los años.

El capitán del Departamento de Policía de Clermont, Michael McMaster, dijo a NBC News el martes que actualmente hay una orden de arresto activa para Pablo, de 43 años. Agregó que el departamento "todavía está trabajando con otras agencias legales para localizarlo".

La familia actualmente está rechazando entrevistas con los medios y un portavoz del Departamento de Policía de Clermont no respondió de inmediato a la solicitud de comentarios de PEOPLE.

Ese día, poco antes de las 2 p. m., los funcionarios interceptaron tanto a Vences-Salgado como a Jacqueline y luego pudieron confirmar la identidad de la hija a través de documentación.

"Este es un excelente ejemplo de lo que se puede lograr cuando varias agencias legales y sus respectivas comunidades trabajan en conjunto y mantienen líneas abiertas de comunicación. En este caso, varias agencias en diferentes condados y estados de la nación pudieron crear una fuerza de ayuda multiplicada para reunir a la víctima con su madre después de catorce años ", dijo el jefe de policía de Clermont, Charles Broadway, en un comunicado.