El joven Carlos Hernández Vásquez colapsó en su celda, donde estuvo tirado en el piso por alrededor de cuatro horas antes de ser encontrado sin vida.

Por Isis Sauceda / L.A.
Diciembre 06, 2019
Anuncio

La Patrulla Fronteriza está de nuevo en el ojo del huracán luego de que se diera a conocer un video en el que aparece un adolescente guatemalteco luchando por su vida en una de las celdas de detención de la agencia en Weslaco, Texas. La noche del jueves salió a la luz pública parte de la grabación, en la que aparece Carlos Hernández Vásquez, de 16 años, agonizando en el suelo por varias horas antes de ser encontrado muerto.

De acuerdo a reportes, el joven, que en ese momento sufría de una fuerte gripa, colapsó cerca del inodoro durante la madrugada del 20 de mayo, lugar donde permaneció por más de cuatro horas, hasta que su compañero de celda se despertó alrededor de las 6 de la mañana y lo encontró tendido en el piso sin moverse. Inmediatamente el detenido alertó a los oficiales, que recurrieron a un asistente médico que finalmente determinó que el joven había muerto.

Este incidente se suma a la ola de reclamos y cuestionamientos del trato a migrantes bajo la administración del actual presidente Donald Trump, quien aprobó la póliza de “cero tolerancia” en la frontera sur de Estados Unidos.

Por su parte, a través de un comunicado, la agencia comentó que no podía discutir los detalles de la muerte del adolescente debido a una investigación, pero que el Departamento de Seguridad Nacional “investigará todos los aspectos del caso para asegurarse de que se siguieron los procedimientos”.

No obstante, de acuerdo a la cadena ABC, el excomisionado de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos, John Sanders, aseguró que el gobierno pudo haber hecho más para prevenir las muertes tanto de Hernández como de otros cinco niños que murieron tras haber sido arrestados por agentes de inmigración.

“Realmente pienso que el Gobierno estadounidense le ha fallado a esta gente. El Gobierno le ha fallado a gente como Carlos”, comentó Sanders. “Yo fui parte de ese sistema a un nivel muy alto y la muerte de Carlos me perseguirá por el resto de mi vida”.

A través del comunicado, la agencia aseguró que se realizaron tres chequeos en la celda de Hernández para asegurar el bienestar de los reos durante la madrugada de su muerte. Sin embargo, la patóloga forense Norma Jean Farley, quien realizó la autopsia del joven, aseguró al sitio noticioso Propublica.org que se le informó que el agente solamente revisó a través de la ventana, pero jamás entró a la celda.

“No solamente el CBP [Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos] detuvo a Carlos más tiempo del límite legal y aparentemente falló en cuidarlo mientras estaba enfermo, sino que la agencia parece haberle mentido al Congreso y al público sobre las circunstancias de esta trágica muerte”, dijo en un comunicado Bennie Thompson, quien preside el Comité de Seguridad Nacional.

El video muestra que el joven dejó de moverse alrededor de la 1:39 de la mañana, cerca de 15 minutos después de haberse caído de cara al piso. Los registros del chequeo de la patrulla fronteriza marcan que un agente visitó la celda a las 2:02, 4:09 y 5:05 de la mañana.