El joven Maxwell Morton, habría matado intencionalmente a Ryan Mangan, antes de posar con el cadáver de la víctima y subió la imagen a la red social Snapchat.

Por Carolina Trejos
Febrero 17, 2017
Anuncio

Un adolescente de Pennsylvania acusado de matar a su amigo y posar para un selfie con la víctima moribunda fue condenado con cargo de asesinato en tercer grado.

Maxwell Morton, de 16 años en ese entonces, habría matado intencionalmente a Ryan Mangan,también de 16 años, en febrero de 2015, según los argumentos de los fiscales, que fueron rechazados por el condado de Westmoreland.

Morton testificó el jueves pasado él y su amigo estaban jugando, fingiendo ser raperos, con una pistola en casa de Mangan cuando apuntó a su amigo y apretó el gatillo, creyendo que el arma no estaba cargada.

Si Morton hubiera pedido ayuda al servicio de emergencia inmediatamente después del tiroteo, Mangan pudiera haber sobrevivido, dijo el médico forense Dr. Cyril Hecht, según informa New York Daily News.

En el selfie, que Morton envió a alguien un amigo en otro estado utilizando la red social Snapchat se puede ver al joven sonriendo al lado de Mangan.

Según el testimonio de Morton, él que tomó el selfie para documentar lo sucedido antes que él planificara suicidarse. Según el adolescente, la gente piensa que él es un monstruo, pero que en realidad es un “tipo de chico muy relajado”.