March 14, 2018 04:59 PM

Sarai Rodríguez-Miranda, una joven de tan solo 19 años, se declaró culpable de haber intentado acabar con la vida de su sobrina recién nacida, al mezclar en su leche una dosis letal de pastillas para el dolor.

Según lo confirmó la revista People través de su sitio en línea, la chica habría admitido la culpabilidad de los hechos en la Corte Suprema de Allen el pasado lunes en la mañana. “Envenené la botella con una dosis letal de acetaminofén”, aseguró durante su declaración.

Oficiales a cargo de la investigación del caso revelaron que la joven decidió intentar terminar con la vida del bebé debido a que estaba molesta con su hermano, al parecer porque él estaba viviendo en la casa de su mamá junto a su prometida y su hijita recién nacida.

Sarai Rodríguez-Miranda

Las intenciones de envenenar a la bebé, fueron descubiertas por la mamá de la adolescente, quien encontró en su teléfono dicientes mensajes de texto que Rodríguez-Miranda había enviado a su novio y en los que le contaba lo que haría.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

“[Mi mamá] decidió que se podían quedar, así que voy a triturar algunas pastillas para matar al bebé”, leía uno de los mensajes escritos por la joven. “Ya lo puse en una botella y la dejé en el refrigerador … Es gracioso que no tengo ni un poco de sentimiento de culpa”, agregó en sus textos. Las autoridades forenses determinaron que la leche contenía rastros de por lo menos nueve capsulas del medicamento Excedrin.

La policía arrestó a Rodríguez-Miranda el pasado mes de septiembre luego de que estuviera huyendo por más de 8 meses. El 18 de mayo se conocerá la sentencia que se le impondrá a la joven, quien puede enfrentar hasta 25 años en prisión por los cargos que se le imputan.

Tal Vez Te Guste

EDIT POST