Sandra Adams, de Hartwell, Georgia, fue acusada de asesinato en segundo grado por la muerte de su nieto de año y medio, quien fue atacado por dos perros pitbull.

Por Mayra Mangal
Agosto 03, 2017
Anuncio

Una abuela de 70 años fue arrestada en Georgia tras el salvaje ataque de dos perros pitbull que le costaron la vida el martes a su nieto, al cual estaba cuidando.

Según diversas fuentes, Sandra Adams estaba haciendo de niñera del menor de 20 meses, Paris Adams, y tenía dos perros raza pitbull en el interior de su vivienda y dos más en el exterior resguardados por una cerca.

Según el Buró de Investigaciones de Georgia (GBI, por sus siglas en inglés), la mujer y el niño estaban afuera de la vivienda y cuando ella abrió la puerta para entrar “los perros salieron por la puerta trasera, tumbaron a Adams al suelo y atacaron al niño”.

Adams y la madre del menor lo llevaron a una clínica de urgencias, donde falleció.

La autoridades ordenaron una autopsia del menor para este miércoles y arrestaron a la abuela, quien salió libre al pagar una fianza de $50,000.

En previas ocasiones, la policía del área ya había recibido quejas de esos perros, según le dijo el policía Anthony Davis del poblado de Hartwell al diario Athens Banner-Herald. “Los dos perros que estaban dentro de la casa fueron los que [atacaron al niño]”, dijo por su parte Harvey Byrum, vecino de la mujer a la estación de televisión WSBTV Atlanta. “Siempre había llamadas a su casa, por los perros sueltos, ladrando, siendo una plaga. Creo que uno de ellos persiguió a alguien, no lo mordió pero lo persiguió”.

El GBI confirmó que “[Adams] había sido mencionada en múltiples ocasiones por el departamento de policía de Hartwell bajo una ordenanza de la ciudad de someter a animales revoltosos”.

Según reportes de la revista People, la policía condujo una serie de entrevistas con personas cercanas a la familia tras el ataque. Ahora Adams enfrenta cargos por asesinato en segundo grado y otras dos ofensas menores no especificadas, más asesinato involuntario y crueldad a menores en segundo grado. Los animales, por su lado, serán sacrificados a raíz del incidente.