Los restos de Charisma Márquez, una niña de 11 años, fueron encontrados en el ático de sus padres adoptivos, quienes enfrentan cargos por su asesinato. Los detalles del caso

Por Lena Hansen
Febrero 07, 2020
Anuncio

Rafael Loera y Maribel Loera, los padres adoptivos de Charisma Márquez, de 11 años, enfrentan cargos por el asesinato de la niña. El cadáver de la menor, quien fue reportada como desaparecida hace dos años en Arizona, fue encontrado en el ático de su casa. El 28 de enero bomberos llegaron a la casa de la pareja por un incendio y mientras estaban en la vivienda descubrieron huesos humanos, según informó el Departamento de Policía de Phoenix.

El cadáver de la niña estaba escondido dentro de paneles de yeso de la casa y fue encontrado después de que los bomberos apagaron el fuego, reportó Arizona Republic. Rafael admitió que era el cadáver de Ana Loera, su hija adoptiva, cuyo verdadero nombre es Charisma Márquez, según KIRO.

En July 2017, Charisma supuestamente se enfermó y la pareja se tardó en llevarla al hospital. Después de unos días, decidieron llevarla al médico y la niña murió en el camino, según Rafael. La pareja sintió miedo de que las autoridades le quitaran a sus otros hijos, por lo que decidieron envolver el cuerpo de la niña y esconderlo en el ático, revelaron las autoridades.

Una semana antes del incendio, los oficiales fueron a la misma casa tras recibir una llamada alertándonos que había otra niña adoptada de 11 años que se quedaba sola en la vivienda. Cuando llegó el oficial, la niña le dijo que tenía hambre porque la habían dejado sola en la casa dos días. También le reveló a la policía que ella tenía una hermana menor, que había desaparecido en el 2017.

Las autoridades se llevaron a otros dos niños de la casa, de edades 4 y 9, y revelaron que los menores mostraban señales de maltrato. Según reportes, Rafael fue quien empezó el fuego para tratar de matarse, pero un vecino llamó a los bomberos. La pareja fue arrestada y el caso sigue bajo investigación.