Una pareja ha demandado a la clínica CHA Fertility por implantarle embriones equivocados e intercambiarlos, por error, con otras parejas. Hay 3 familias afectadas.

By Mayra Mangal
July 12, 2019 03:47 PM

Dos parejas a ambos lados del país está demandando a una clínica de fertilidad por supuestamente plantarles el embriones equivocados luego de contratar los servicios de la empresa para poder convertirse en padres.

Anni y Ashot Manukyan acusan a la clínica CHA Fertility de implantar su embrión y el de otra pareja en el vientre de una mujer de Nueva York cuya identidad no ha sido revelada. La mujer de Nueva York y su marido, ambos de origen asiático, esperaban tener mellizas y en cambio dieron a luz a dos niños varones de raza banca y que no se parecían en nada a ellos.

Ahora ambas parejas están demandando a la empresa por negligencia médica y estrés emocional, entre otros cargos por el inverosímil el error.

Anni Ashot contó a CBS News que los mellizos blancos nacieron el 31 de marzo y que entonces un representante de CHA los llamó para que acudieran a hacerse una prueba de fertilidad, sin informarles el motivo.

“Ellos sabían [lo que estaba pasando] el día en que los mellizos nacieron porque aparentemente ellos llamaron a CHA y les dijeron, ‘OK, nosotros somos asiáticos y estos niños son blancos, ellos son de raza caucásica'”, aseguró la atribulada madre. “Estos niños definitivamente no son nuestros”.

YouTube/Peiffer Wolf Carr Kane

La confusión ha desatado una durísima batalla legal que ya lleva dos meses en manos de abogados, entre ellos Adam Wolff, del despacho Peiffer Wolf Carr & Kane, en California. Gracias a ello la familia Ashot pudo reunirse con su hijo.

“No estuve ahí para el nacimiento. No pude llevarlo en brazos, ni sentir sus pataditas en mi vientre”, explica Anni sobre los duros momentos que han pasado ella y su bebé, al que han llamado Alec. “Nadie debería conocer a su hijo en el lobby de un hotel”.

La pareja de Nueva York declinó dar a conocer su identidad por “pena y vergüenza”. Ahora ambas familias se han propuesto la misión de que nadie más sufra a manos de la clínica. “CHA hizo que tres familias vivieran un infierno y sus vidas nunca volverán a ser las mismas”, se dijo en un comunicado de prensa. “Luchamos por traer a nuestro hijo de vuelta, y lucharemos por que esto nunca vuelva a suceder”.

 

 

 

Advertisement


EDIT POST