Una anciana de Lubbock, en Texas, ayudó a detener el ataque que planeaba su nieto William Patrick Williams, de 19 años: el menor fue detenido por el FBI.

By Mayra Mangal
August 06, 2019 03:36 PM

Una anciana residente en el poblado de Lubbock, en Texas, ayudó a detener otra masacre al frenar un ataque que su nieto, William Patrick Williams, de 19 año, planeaba llevar a cabo. Así lo dieron a conocer fuentes del FBI y la Oficina del Fiscal de Distrito, Nealy Cox, tras el arresto del menor de edad ocurrido este viernes.

Según un comunicado oficial el pasado 13 de julio Williams contó a su abuela que había adquirido un rifle de asalto AK47 y que estaba pensando en llevar a cabo una matanza. Para ello había comprado munición e incluso alquiló una habitación de hotel desde donde pensaba “dispararles” a sus blancos y luego quitarse la vida en un “suicidio por policía”.

Cuando la anciana se enteró de los planes de su nieto consiguió persuadirlo de que no llevara a cabo su misión y lo convenció de que se internara en un hospital para buscar ayuda profesional.

Uncredited/AP/Shutterstock

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Estando hospitalizado Williams le dio permiso a la policía local de hacer un cateo en su habitación de hotel donde encontraron sus armas colocadas en la cama, 17 cartuchos llenos, varios cuchillos, así como ropa de asalto que incluía una gabardina negra, pantalones tipo comando y una camiseta que rezaba ‘Let ‘Em Come’.

“Esta es una tragedia que se ha evitado”, expresó el fiscal Cox en declaraciones reproducidas por la cadena CNN. “Quiero reconocer a la abuela del acusado quien ha salvado vidas al interrumpir este plan, así como a la policía de Lubbock y a los agentes federales que investigaron la adquisición ilegal del arma”.

El joven enfrenta ahora cargos por hacer testimonios falsos a un mercante de armas, porque para adquirir el rifle mintió sobre su dirección. Dicha ofensa podría colocarlo hasta 5 años en una prisión federal.

 

Advertisement


EDIT POST