Mariel Colón Miró, una de las defensoras del capo, entregó una carta al juez Brian M. Cogan pidiendo ayuda para su cliente en la que denuncia trato "inusual y cruel" para con él.

By Mayra Mangal
May 10, 2019 04:38 PM

Joaquín Guzmán Loera, mejor conocido como el Chapo, está sufriendo un trato “inusual y cruel” en la prisión federal de Nueva York donde se encuentra desde hace más de dos años y eso le ha provocado “cicatrices sicológicas”.

Así denunció Mariel Colón Miró, abogada del capo, por medio de una carta que le fue entregada personalmente al juez Brian M. Cogan para denunciar las condiciones en las que se encuentra su cliente, según confirmó ella a los medios.

El capo de 62 años fue extraditado desde México hace 27 meses. A partir de entonces fue puesto en confinamiento solitario dentro de una celda ubicada en el Metropolitan Correctional Center de Manhattan, cuya superficie es de unos 10 x 8 pies y carece de ventanas.

OMAR TORRES/AFP/Getty Images

“La privación de luz solar y aire fresco en un periodo excesivo de 27 meses le está causando cicatrices sicológicas”, se dijo por medio de dicha carta. “Está sufriendo síntomas de desgaste como resultado de este castigo prolongado”.

La abogada del Chapo explicó a medios en México que su cliente quiere que le den permiso de comprar seis botellas de agua por semana, que le permitan tener al menos dos horas de recreación en ese mismo período, convivencia con otros internos y que se le permita usar tapones de oídos. Según se explicó, el aire acondicionado de la celda donde se encuentra Guzmán Loera es sumamente “ruidoso” y el Chapo ha tenido que usar papel higiénico para taparse los oídos.

El narco se encuentra ingresado en dicho sitio mientras espera la sentencia que le dictará Cogan el próximo 25 de junio. De ser encontrado culpable de los 10 cargos que se le imputan podría pasar el resto de sus días en prisión.

 

Advertisement


EDIT POST