La American Civil Liberties Union asegura que muchos de los padres fueron deportados; algunos niños llevan hasta tres años separados de sus familias.

Anuncio

Hay todavía 545 niños migrantes que fueron separados de sus padres en la frontera de Estados Unidos con México que no han podido ser reunificados con sus familias pues no se ha podido dar con sus progenitores.

Así se dio a conocer este martes cuando abogados comisionados por un juez federal para reunir a estas familias —muchas de ellas separadas desde el 2017— reportaron que hasta la fecha ha sido prácticamente imposible localizar al o los padres de los menores que llevan años bajo custodia del Gobierno de Estados Unidos.

Las dos terceras partes de dichos padres de familia habrían sido deportados a Centroamérica sin sus hijos, según reporta la organización no gubernamental American Civil Liberties Union (ACLU, por sus siglas en inglés).

"Es crítico que identifiquemos hasta donde sea posible a los responsables de esta horripilante práctica, al mismo tiempo que no perdemos el enfoque en los cientos de familias que no han podido ser reunidas y que permanecen separadas", exclamó al respecto Lee Gelernt, subdirector del proyecto de Derechos de Inmigrantes de la ACLU. "Todavía queda mucho trabajo por hacer para encontrar a estas familias".

"Aún antes de [la pandemia de la] COVID era suficientemente duro encontrar a estas familias, pero no nos detendremos hasta que encontremos a todas y cada una de ellas", enfatizó. "Algunos de estos niños fueron separados por años y eran solo unos bebés en aquel momento".

?ref_src=twsrc%5Etfw%7Ctwcamp%5Etweetembed%7Ctwterm%5E1008479899806523393%7Ctwgr%5Eshare_3%2Ccontainerclick_0&ref_url=https%3A%2F%2Fpeopleenespanol.com%2Fnoticias%2Fninos-migrantes-son-encerrados-en-jaulas%2F

Según se dijo en un reporte de MSNBC, el grupo Justice in Motion es el encargado de localizar físicamente a los padres de estos menores que se sospecha están en México y América Central. "Ya hemos localizado a varios padres deportados, pero hay cientos más a los que seguimos buscando", expresaron portavoces del grupo. "Es un proceso arduo y que lleva tiempo".

En el 2018 cerca de 2,800 familias fueron separadas al llegar a la frontera sur siguiendo las políticas de "cero tolerancia" del presidente Donald Trump, que en su momento fue puesta en acción por el entonces fiscal de la nación Jeff Sessions. Sin embargo, en el 2017 y antes de que este echara a andar se instauró un programa "piloto" por medio del cual 1,000 padres de familia también fueron cruelmente separados de sus hijos. Dicho programa dio pie a que la mayoría de esos padres fueran deportados. Tristemente, de todas esas familias, solo 25 han sido localizadas y podrían reunirse con sus hijos en un futuro próximo, señala ACLU.

El Departamento de Seguridad Pública de la Nación (DHS, por sus siglas en inglés) ha admitido que entre el 19 de abril y el 31 mayo del 2018 se separó a cerca de 2,000 niños de sus padres o guardianes.