August 15, 2018 02:01 PM

Un reporte de abuso sexual a niños por parte de sacerdotes católicos nuevamente ha generado conmoción en Estados Unidos. Se estima que por lo menos 300 miembros de la iglesia habrían abusado de por lo menos 1,000 menores de edad en el estado de Pensilvania.

A pesar del aterrador número de víctimas, la investigación, revelada el pasado martes 14 de agosto, asegura que el número podría ser aún más alto, presumiéndose que muchos registros de las denuncias se han perdido, sumado a que múltiples de los damnificados prefieren guardar silencio por miedo a revelar sus testimonios, según lo reportó el sitio en línea de la cadena de noticias CNN.

A través de una conferencia de prensa ofrecida para revelar la investigación, el fiscal general del estado de Pensilvania, Josh Shapiro, aseguró que este es el “reporte más largo y completo hecho en Estados Unidos sobre abuso sexual a niños ocurrido al interior de la iglesia católica”.

Los testimonios de las víctimas resultan aterradores y algunos datan desde el año 1947, revelando que los abusos han ocurrido por décadas en los distritos de Allentown, Erie, Greensburg, Harrisburg, Pittsburgh y Scranton.

Josh Shapiro, fiscal general del estado de Pensilvania, junto a Judy Deaven, una de las víctimas de abuso sexual.
Matt Rourke/AP/REX/Shutterstock

Según el reporte, un sacerdote abusó de cinco hermanas de una misma familia. Otro es acusado de estar envuelto en actividades sadomasoquistas con varios menores de edad. Uno más es señalado de violar a una niña de 7 años que había sido hospitalizada de sus amígdalas y una de las víctimas recuerda que los abusos en su contra iniciaron cuando tan solo tenía 18 meses de edad, estas entre algunas otras de las aberrantes acusaciones en contra de los clérigos.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

“Sacerdotes han violado a pequeños niños y los hombres de Dios que eran responsables [de los abusadores] no hicieron nada al respecto, solo escondieron todo, por décadas. Monseñores, obispos, arzobispos y cardenales han sido los más protegidos. Muchos, incluso algunos nombres en este reporte, han sido promovidos”, asegura la investigación.

Detalles del informe agregan además que la indagación por parte de las autoridades inició luego de que los victimarios fueran acusados por la misma iglesia católica y la diócesis a las que pertenecían los abusadores.

You May Like

EDIT POST