placeholder
December 28, 2017 02:09 PM

Las redes sociales cumplieron su cometido de conectar a familias y amigos separados en diferentes partes del mundo, sin embargo este año también puso en relieve la forma en que algunos pillos lo están usando para dar a conocer  sus fechorías.

Entre los muchos casos de criminales haciendo públicos sus delitos en Internet, está el de la violación de una jovencita de 15 años en Chicago, en el mes de marzo. Sus agresores (que fueron varios)  hicieron una transmisión en Facebook Live del momento en que la estaban violando.

Michael Tercha/Chicago Tribune via AP

Más de 40 personas presenciaron la violación de esa quinceañera sin que nadie hiciera algo para defenderla o siquiera denunciara el crimen a las autoridades. Las investigaciones llevaron a detener al primer sospechoso: un jovencito incluso menor que ella (tenía 14 años).

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Un mes después Facebook se convirtió de nuevo en el medio de transmisión de un horrendo crimen cuando Steven Stephens, descrito como un corpulento hombre de 6 pies y 244 libras, se acercó a un anciano que sacaba la basura enfrente de su hogar y le disparó a sangre fría, acabando sin clemencia con su vida.

Cleveland Police

El asesino, quien documentó su crimen en video, publicó esas imágenes en su redes sociales, causando la conmoción de los usuarios que vieron la aterradora secuencia y una intensa búsqueda de las autoridades que terminó en Pennsylvania, cuando varios agentes trataron de detenerlo en una intersección de tráfico y él se suicidó. 

Chicago Police Department via AP; Vidme via AP

Y Facebook Live también fue testigo de la espantosa golpiza que un grupo de jóvenes le propinó a un muchacho con discapacidades mentales. En la grotesca transmisión por Facebook Live se vio cómo se torturó al indefenso joven blanco, a quien sus agresores tiraron en un rincón, con las manos atadas y un cinta cubriéndole la boca, mientras le pegaban sin clemencia.

En la grabación de aproximadamente 25 minutos,  los acosadores amenazaron a su víctima con un cuchillo, le rasgaron la ropa y le cortaron el cabello tan salvajemente que lo hicieron sangrar del cuero cabelludo. Además, lo patearon y golpearon con las manos. Al describir el crimen un portavoz de la policía de esa ciudad, lo resumió en una palabra: “enfermizo”.

 

 

 

You May Like

EDIT POST