Un revelador informe de CNN expuso que por lo menos 103 conductores de la firma de transporte Uber han sido acusados de abuso sexual.

Por Andrés Rubiano
Mayo 01, 2018
Anuncio

El conductor de Uber John David Sánchez, de 54 años, fue condenado el pasado septiembre a pasar ochenta años en prisión tras ser encontrado culpable de múltiples cargos de abuso sexual, incluida la violación de una pasajera de 33 años en la ciudad de San Diego, California.

Según aseguró CNN en una reveladora investigación, Sánchez es uno de los más de 103 conductores de la reconocida empresa que enfrentan cargos o acusaciones de abuso sexual a sus pasajeros en los últimos cuatro años. Una constante en estos casos es el estado de embriaguez en que se encontraban los usuarios del servicio que denunciaron haber sido agredidos.

La información desvelada por CNN supone un revés para la compañía bandera del sharing economy, ya que uno de sus grandes reclamos publicitarios ha sido la “seguridad” de su servicio de transporte.

El mismo presidente de Uber, Dara Khosrowshahi, dijo a la cadena que su “nueva prioridad” es la de prevenir y eliminar cualquier riesgo de tipo sexual para los usuarios de su servicio. “Es una prioridad que espero siga siendo la más importante”, añadió.

A pesar de que los conductores deben consentir con los términos y estándares que les imponen cuando inician sus labores con la firma —que incluyen evitar cualquier tipo de contacto sexual con los usuarios— múltiples empleados de Uber habrían declarado a la cadena que en ningún momento reciben capacitación sobre acoso y abuso sexual.

Dentro de la misma investigación, se añade de igual forma que existen por lo menos 18 casos de conductores de la firma Lyft que también han sido acusados de asaltos sexuales en los últimos cuatro años.