Autoridades han confirmado la muerte de 10 indocumentados que murieron tras ser encerrados en un tráiler aparcado en un Walmart de San Antonio, Texas; otros más fueron trasladados de urgencia a un hospital por el calor.

By Mayra Mangal
July 24, 2017 02:24 PM

Autoridades de San Antonio, Texas, han confirmardo el fallecimiento de la décima víctima de un grupo de inmigrantes que fueron encontrados el domingo dentro de un tráiler estacionado a las afueras de una tienda Walmart en dicha ciudad.

Según fuentes oficiales, el fallecido cuyo nombre no ha sido revelado fue abandonado en el interior del vehículo junto con sus acompañantes desde el sábado por la noche. A horas tempranas del domingo, un empleado de Walmart dio aviso a las autoridades de que algo extraño sucedía en el interior del tráiler luego de que un hombre se acercara a la tienda pidiendo agua.

Al acudir al llamado, la policía descubrió ocho cuerpos sin vida, más 39 personas gravemente afectadas por el calor, entre ellas dos jovencitos de 15 años. Varios de ellos presentaban signos de deshidratación e insolación, incluidos una piel excesivamente caliente al tacto y latidos del corazón sumamente acelerados.

“Por lo que se ve en el video de las cámaras de seguridad de la tienda, había varios autos que [durante la noche] vinieron y recogieron  a muchos de los que estaban en el interior del tráiler y que sobrevivieron al viaje”, dijo el jefe de la policía William McManusCNN.

Eric Gay/AP Photo

Por su parte, Thomas Horman, director interino del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE), informó por medio de un comunicado que algunos sobrevivientes han revelado que en el interior del camión había aproximadamente 100 personas, muchas de las cuales lograron huir.

“Desafortunadamente, algunos de ellos se sobrecalentaron severamente y ese era un camión con [un sistema] de refrigeración que no funcionaba”, explicó el jefe del departamento de bomberos, Charles Hood, quien asistió en el rescate. “Muchos de ellos van a tener daño cerebral irreversible”, aseguró.

Según diversas fuentes, el interior del tráiler alcanzó los 115 grados Farenheit debido a las altas temperaturas de la ciudad — que el sábado llegaron a los 101 grados Farenheit.

Mientras tanto, el sitio MySa.com  reportó que el conductor del tráiler, James M. Bradley Jr., de 60 años y con residencia en Florida, fue ingresado el domingo a una prisión federal por su supuesto rol en los hechos. El fiscal de distrito Richard Durbin calificó el terrible suceso como  “una empresa de tráfico de inmigrantes que salió terriblemente mal”.

Advertisement


EDIT POST