DIGITAL COVER: Pitbull a prueba de todo

El cantante cubanoamericano se adapta a una nueva realidad con el optimismo que lo caracteriza mientras usa su música para enviar un mensaje y ayudar a los más necesitados.
Por Carole Joseph
Septiembre 24, 2020

Si alguien está preparado para salir victorioso de cualquier arbitrariedad, ese es Mr. 305. “He vivido situaciones muy interesantes donde me crie [en el barrio de La Pequeña Habana], aquí en Miami, en los ochenta. [En esa década se dio] una epidemia de cocaína, crack y sida, y ahora [estamos viviendo] una pandemia”, dice Pitbull. “Entonces para mí siempre he convertido las cosas negativas en algo positivo”.

Para prueba, ahí está “I Believe That We Will Win”, tema que el cubanoamericano de 39 años lanzó en abril. “Quería que la gente se [motivara]”, cuenta el intérprete, que creó la canción después de que un familiar le mostrara un video de un partido de baloncesto en el que los espectadores gritaban al unísono una y otra vez I believe that we will win [creo que ganaremos] mientras apoyaban a su equipo. “[Cuando vi la grabación] dije: ‘Bueno, esto es lo que necesita el mundo’ ”.

Música positiva y por supuesto que alguien le tienda la mano a todo aquel que lo necesita. “No hay nada [mejor que] una persona que te apoye, te mire y te diga: 'Oye, yo de verdad creo en lo que estás haciendo y puedes contar conmigo' ”, dice con voz entrecortada el fundador de la escuela charter SLAM! de Miami, quien donó todas las regalías de "I believe That We Will Win" a las organizaciones Feeding America y Tony Robbins Foundation. El artista, cuyo verdadero nombre es Armando Christian Pérez, también logró, junto con otras organizaciones sin fines de lucro, que propietarios latinos de pequeños negocios a lo largo y ancho del país obtuvieran $40 millones en préstamos. “Los latinos son una parte muy importante de la economía de Estados Unidos”.

Por eso, Pitbull alza su voz en esta entrevista exclusiva con People en Español en la que además de hablar de su familia, su música y sus proyectos virtuales —los días 10 y 17 de octubre realizará conciertos en vivo a través de la plataforma livexlive.com— le aconseja a toda la comunidad latina: “Tomen toda la información que puedan para [hacer] una decisión educada y saber cómo se van a mover en el futuro. A lo que agrega: "El público lo que necesita en este momento es un escape, cosas positivas, necesitan bailar y despegarse de todo lo negativo que pasa en el mundo”.

Señoras y señores, con ustedes Mr. Worldwide.

¿Cómo has vivido estos meses de caos por la pandemia del coronavirus?

Creo que [con todo lo que está] pasando ahora mismo, [se trata] de sobrevivir y mirar todo de una manera positiva. Educarte acerca de lo que está pasando, con los tuyos, con las infecciones, las muertes. Pero también [hay que ver] la gente que se ha recuperado de este virus en todo el mundo.

El consejo que le doy a todo el público es que se eduquen y no solamente estén mirando las noticias y las redes sociales porque eso te programa de una manera negativa.

Cortesía

Y es que si alguien ha superado dificultades ese eres tú…

He vivido situaciones muy interesantes donde me crie [en el barrio de la Pequeña Habana], aquí en Miami, en los ochenta. [En esa década se dio] una epidemia de lo que era cocaína, crack y sida, y ahora [estamos viviendo] una pandemia. Entonces para mí siempre he convertido las cosas negativas en algo positivo”.

Tu abuela y tu tía fueron cruciales para que sortearas tantos baches. Siempre te dijeron que volaras más alto que las águilas… ¿Qué significó eso para ti?

Para mí, uno tiene que vivir la vida, no dejar que la vida te viva a ti. Siempre busco la solución. Cuando te crías con personas que te dicen que las cosas se van a resolver [eso ayuda]. Mi mamá era una persona muy positiva también. Mi abuela y mi tía también. Mi abuela era guerrillera con Fidel Castro, mi tía [fue] presa política por ayudar a [la causa] opuesta y mi mamá llegó a Miami [con la operación] Peter Pan, en la que niños de padres cubanos que temían la ideología comunista del Gobierno cubano fueron enviados a Miami.

Cuando todas esas cosas pasan en tu familia y [sales] de un país comunista y te dicen: ‘Oye, aquí en Estados Unidos tienes libertad, oportunidad de crear tu propio destino y futuro’, vas pa’ lante. Todo lo demás lo olvidas, los retos se resuelven.

Siempre he tenido esa mentalidad, de ahí es donde viene el dicho: Every day above ground is a good day [cualquier día sobre la tierra es un buen día].

Cortesía

¿Por eso fue que hiciste la canción “I Believe That We Will Win”?

Quería que la gente se [motivara] en estos tiempos que lo necesitan más. Hice la letra de la canción, el coro ya estaba, pero yo hice la pista y escribí todos los versos. El proyecto empezó porque alguien de mi familia me enseñó un video de gente cantando I believe that we will win en un juego de baloncesto y se estaba volviendo loca y estaba brincando. Entonces la energía era tan buena que dije: ‘Bueno, esto es lo que necesita el mundo’ y [pasó] al mismo tiempo que la pandemia empezó [en Estados Unidos]. Esa es la razón por la que [saqué] la canción.

El dinero que entra de la canción estamos donándolo a diferentes causas. Las regalías de esta canción fueron completamente destinadas a organizaciones como Feeding America y Tony Robbins Foundation.

[Con otras organizaciones estamos ayudando] a negocios de latinos que están en [problemas]. Los latinos son una parte muy importante de la economía de Estados Unidos y los negocios pequeños, los negocios de barrio, los latinos son número uno en crear esos negocios. Entonces les dimos préstamos hasta de $40 millones para ayudar a estos pequeños negocios.

Se trata de dar también, no solo de recibir…

No hay nada [mejor que] una persona que te apoye, te mire y te diga: ‘Oye, yo de verdad creo en lo que estás haciendo, creo en tu movimiento y puedes contar conmigo’. No solamente para hacer canciones, también consejos para negocios y consejos en la vida.

¿Cómo has motivado a tu familia, a tus seis hijos, durante la pandemia?

Así mismo, con información. [Enseñándoles] distintas cosas que están pasando en el mundo, dándoles números de verdad. No solo darles números de las redes sociales. [Hay que] tener la mente abierta para poder de verdad observar lo que está pasando. El mundo está tan conectado que está desconectado. Y para mí, lo que le digo a mi familia es: ‘Si tú tienes un teléfono en tu mano que te da acceso a todo, utiliza esas herramientas para educarte sobre lo que está pasando, no solamente en lo que te están programando'".

Cuando uno está educado, te da confianza, [tienes] maneras y soluciones de cómo combatir la situación que estamos [viviendo] ahora mismo.

El virus es el principio de esta situación porque lo que viene es [fuerte]: pobreza y lo que le va a pasar a la gente mentalmente con esto y la crisis de las casas, de los negocios. Esto es el principio.

Entonces el consejo que les doy es que tomen toda la información que puedan para [hacer] una decisión educada y saber cómo se van a mover en el futuro. Esto es el principio de lo que vienen siendo muchas cosas.

Cortesía

La realidad es que no toda la gente tiene acceso a un teléfono o a los medios y a la educación…

A la gente que no tiene un acceso así, mira, son la gente que tiene todos los remedios tradicionales. Oye, es un virus, tómate limón, sopa, todo lo que tú puedes hacer para ayudar a tu cuerpo; de eso no se habla en las noticias tampoco. La gente tiene que estar tomando vitaminas, ginseng, tomando té. ¿Qué usamos los latinos para cortar el catarro? Sopa. Entre mi abuela y mi tía, la solución para todo es mentol, Vicks VapoRub; para ellas eso mata todo.

Sin embargo, la gente que no tiene acceso tal vez sea bueno para que no le estén programando la mente tanto. Eso para mí también es parte del virus; la prensa que todo el día [habla de] la gente que se muere, de las infecciones y no se habla de la gente que está recuperada, que son más de diez millones de personas.

Al pobre público le meten todo lo negativo en vez de darles algo positivo y esperanza.

Cortesía

Hoy también te toca adaptarte a una nueva realidad: ofrecerás dos conciertos virtuales en octubre no en vivo, sino a través de livexlive.com…

Cuando [se habla] de los negocios de la música, uno tiene que, como todo en la vida, [reinventarse], mirar cuáles son las oportunidades. Como dice el dicho: Dios cierra una puerta para abrir una ventana.

El público lo que necesita en este momento es un escape, cosas positivas, necesitan bailar y despegarse de todo lo negativo que pasa en el mundo. Y esa es la razón [por la] que para mí era tan importante buscar una plataforma para el público y los artistas que también tienen sus problemas porque no están de gira.

Uno de tus nuevos proyectos es la canción “Mala” con Becky G y el remix del mismo tema junto con ella y De La Ghetto.

Ya salió el video. Becky G es una persona a quien le tengo mucho respeto. Hay que escuchar la canción porque ella está diciendo que no es mala.

¿Cuáles son tus próximos proyectos, harás concierto de fin de año en Miami?

No sé, pero si vamos a hacer un concierto, no sé en qué plataforma [será].