Jackie Cruz, protagonista de Orange Is the New Black, confiesa lo dificil que fue llegar a Hollywood.

Por Carole Joseph
Noviembre 12, 2019
Anuncio

Jackie Cruz cierra este año con muchos éxitos. Además de ser la imagen de la nueva mascara de Kat Von D, la actriz de ascendencia dominicana está de estreno con su disco Hija de Chávez y está por rodar una nueva cinta en Tailandia.

Pero no todo ha sido miel sobre hojuelas en la vida la artista, que nos habló del accidente que casi le cuesta la vida y de los obstáculos que ha enfrentado en Hollywood.

¿Música o actuación?

Siempre he sido cantante. Dejé un poco la actuación porque cuando estaba e Los Ángeles no me estaba yendo muy bien. Soy dominicana y es un poco diferente cómo me veo, los mexicanos trabajan más que los dominicanos.

Me mudé a Nueva York y entonces mi primera audición fue para la Flaca de la serie Orange Is the New Black, así es cómo Dios trabaja. Nunca he dejado de cantar. Quiero que la gente entienda que la música desde que los seis años ha sido mi gran amor.

¿Por qué hay que escuchar tu nuevo disco Hija de Chávez?

Quiero que la gente escuche mi disco para que me conozcan más, para que sepan quién soy, que soy más que la flaca. Que sepan que vine de República Dominicana para que sepan que soy Chávez. Yo me crie en Santiago, mucha gente no lo sabe, y me mudé a Estados Unidos a los 15 años. No me olvido de mi país, también soy estadounidense, tengo música como el blues también.

¿Cómo fue tu infancia?

Me criaron cinco mujeres: mi mamá y sus hermanas. El problema es que mi mamá nunca estaba con el trabajo, vivía con mis tías. La primera vez fue cuando nos mudamos a Los Ángeles y ahí me puse rebelde, dejé clases.

Sabemos que tuviste un accidente…

Yo perdí mi pelo por mi accidente de auto que tuve cuando tenía 17 años. Me salí por la ventana. Una de mis canciones la dedico a una de las chicas que me veía en el hospital y me veía bella a pesar de que yo me sentí fea, a pesar de que me quería morir. Yo pensaba que Hollywood es hecho para la belleza y lo bonito que me había dado la vida lo había perdido. Mi mamá me dijo que tenía que trabajar más duro.

gettyimages-1138141434.jpg

¿Y tu padre?

Nunca tuve a mi padre. No por su culpa, sino que me tuvieron muy joven y tú sabes que los hombres maduran más tarde por eso mi disco Hija… explica cómo me siento a cerca de mi padre. No quiero que se enoje conmigo. Escribo mi música como terapia y tal vez los hombres entienden más la música que las palabras.

¿Estás soltera?

Este mundo de la música es muy solitario creo que las relaciones han sido muy difíciles para mí.

¿Ha sido difícil estar en Hollywood?

Hollywood trató de cambiarme. Mi manera de ser, mi manera de verme, mi manera de comunicar, y ya no me importa, quiero ser solo yo. Si no te gusta que soy demasiado emocional y demasiado dramática, pues bueno, esa soy yo. Si no me quieres ahora, nunca me vas a querer. Aprendí a ser yo misma y que no me importe lo que la gente piense, incluyendo a mi familia. Si a ti no te gusta, te voy a cerrar la puerta. Quiero a mi lado a la gente que cree en mí, a la gente que me diga la verdad.

Cuando canto me olvido de todos los problemas en el mundo. Por eso tengo un estudio en mi casa, ese era uno de mis sueños, si no tengo nada qué hacer estoy escribiendo.

¿Cuáles son tus proyectos para el siguiente año?

Vienen muchas cosas buenas, hay películas, me voy a Tailandia a filmar una cinta. El año 2020 va a ser un año muy fuerte.