DIGITAL COVER: El nuevo Maluma: "La madurez mental que tengo ahora es otra"

El cantante colombiano Maluma estrena disco y una nueva actitud ante la vida, en donde las pretensiones y costosas joyas han quedado a un lado
Por Carole Joseph

La cuarentena del 2020 no solo hizo que Maluma dijera adiós a las presentaciones, los escenarios, las costosas joyas y los atuendos de exclusivas marcas que han sido su día a día por los últimos años. “Me hizo madurar. La madurez mental que tengo ahora es otra. Muchas veces la cagué, me equivoqué”, acepta el colombiano de 26 años, quien concedió esta entrevista exclusiva a People en Español sentado en un sofá en su casa de Miami ataviado con un sencillo jersey deportivo. “Quiero que me conozcan en el mundo entero como Maluma, el man de Medellín, Colombia, que lleva su cultura al mundo entero con la bandera al hombro”.

Justo por ese afán es que el ganador de más de catorce galardones, entre ellos Latin Billboard, Kids Choice Awards Colombia y Premios Juventud, se olvidó del Pretty Boy, Dirty Boy y se ha transformado en Papi Juancho (Sony Music Latin), su más reciente producción que tomó al mundo por sorpresa esta semana y presenta en exclusiva en la portada digital de esta semana de People en Español. “Se tienen que dar la oportunidad de conocerme más a fondo y que encuentren la esencia de Juan Luis”, asegura el cantante, usando su nombre de pila, del CD que realizó en tan solo cuatro meses e incluye 22 canciones y colaboraciones con artistas del reguetón como Darell, Justin Quiles, Yandel, Yomo y Zion, entre otros. “Muchos de ellos son artistas que son muy old school. Las canciones son tan buenas y son seres tan talentosos que el disco, desde el principio hasta el final, es muy exquisito”.

Igual de exquisita promete será su película Marry Me, que grabó junto a Jennifer López y Owen Wilson. “Jennifer es la primera persona que me dejó incursionar en la actuación”, dice emocionado el cantante que también ha compartido escenario con la reina del pop, Madonna. “La primera película que voy a hacer en mi vida es una película de Hollywood”.

Eso sí, el esplendor de la meca del cine ya no ciega al intérprete de “Hawái”. “Es que muchas veces uno se pierde, uno pierde su esencia porque cree que hay cosas mejores”, confiesa. “Pero en lo simple está lo bueno”.

Justo de eso es que Maluma quiere hablar hoy, largo y tendido. Con ustedes, Juan Luis Londoño Arias, a secas.

¿Cómo has vivido esta pandemia del coronavirus?

Esto es una locura, superé una película de ciencia ficción. Cuando uno sale y ve la gente con cubrebocas es [sorprendente] y más en Colombia. Los meses que estuve [en mi país], la situación estuvo muy difícil. Mi familia que está allá y toda la gente lo sabe. La situación allá es muy difícil en general. Mis padres y mis abuelos han tenido un encierro muy grande. Hay toque de queda de jueves hasta el domingo. Todos los fines de semana.

También por eso me quise venir para Miami porque aquí soy más productivo, puedo trabajar. Obviamente uno tiene que cuidarse mucho, pero aquí sí me siento más en libertad. Soy un alma libre y en Colombia me estaba volviendo loco. No había forma de salir de mi casa [en Medellín] y si salía era un problema. Bueno, pero también ese tiempo en casa me ayudó a pensar, a recapacitar en lo que quería hacer con mi vida, mi carrera musical.

¿Tus padres, Luis Alfonso Londoño y Marlli Arias, y tu hermana mayor, Manuela, están bien en Colombia?

Sí. Y al final del día es por ellos que trabaja uno tan fuerte; ellos son mi prioridad definitivamente.

Credit: Felipe Cuevas/Univision

¿Dirías que tu encierro fue catártico?

Sí. Además, tenía mucha música grabada, alrededor de 50 canciones. Necesitaba que la gente pudiera escucharlas y dije: ‘No me quiero quedar con nada’. Por eso quise que el disco tuviera tantas canciones y ahí está la ciencia de Papi Juancho.

Está ahí con todo lo que crecí, la música que me gusta. En el disco está mi gusto, por eso quise invitar a estos artistas —Darell, Jory Boy, Justin Quiles, Lenny Tavárez, Myke Towers, Ñejo & Dálmata, Ñengo Flow, Randy, Yandel, Yomo y Zion—que por cierto, no son los más famosos o los número uno en el mundo entero, son artistas que me gustan a mí.

Es un disco que hice para complacer a mis fanáticos, pero también estaba en la obligación de satisfacerme a mí mismo.

Credit: PHRAA

¿Por qué escogiste a estos artistas?

Muchos de ellos son artistas que son muy old school. Son artistas que son de otra escuela. Es muy chistoso. Tengo primos menores que estoy seguro que en la vida han escuchado a estos artistas. Pero las canciones son tan buenas y son seres tan talentosos que el disco, desde el principio hasta el final, en lo personal para mí, es muy exquisito. Es un disco que está hecho con mucho detalle desde el principio hasta el final.

Por ejemplo, la canción “Medallo City” que es un trap como con salsa. Nunca había experimentado este género musical y todo lo que dice la letra son términos que usamos en Medellín, términos de barrio, un slang de barrio.

Estoy seguro de que el 90 por ciento de las personas no lo van a entender, pero no me importa. Quiero mostrar mi cultura, quiero mostrarle a la gente de dónde soy. Soy de Medallo City, de Medellín. Lo siento si no lo entienden, pero el ritmo es de la canción que quería hacer.

Credit: PHRAA

¿Cuánto tiempo tardaste en escribir las canciones y completar la producción discográfica?

Fueron meses, pero la verdad fue algo rápido. Tenía el álbum listo en cuatro meses, ya todo escrito y grabado. Llegué a Miami y terminé cuatro o cinco proyectos empezados, pero este proyecto venía desde Medellín. Gracias a Dios en mi casa tengo mi estudio. Así que iba desde mi habitación a mi estudio y me encerraba todo el día y ahí hacía canciones y canciones. Cuando llegué a Miami me di cuenta que tenía un chorro de canciones ya listas y que tenía que buscar una manera de sacarlas.

Llamé a todo el equipo de trabajo y les dije: ‘Muchachos organícense porque esto es en serio. Vamos a sacar un disco pronto, mínimo en dos meses’. Todo el mundo empezó a correr, hicimos las fotos aquí [en Miami], los videos. Han sido unos meses de mucho trabajo.

Dices que eras el Pretty Boy pero ahora eres Papi Juancho. ¿Por qué le dijiste adiós al niño bonito?

Bueno lo que pasa [es que] para mí ha sido una bendición esta cuarentena. Sé qué muchas personas han sufrido, sé que muchas personas la han pasado muy mal. He tenido mis momentos oscuros durante la cuarentena —donde he tenido que recapacitar mucho— pero eso me ha ayudado muchísimo en lo personal.

Se tienen que dar la oportunidad de conocerme más a fondo y que encuentren la esencia de Juan Luis, creo que es importante [que escuchen el disco]. Es música muy buena. No lo digo como Maluma, lo digo como si fuera un fan de reguetón o del género urbano. Es un disco completo de principio a fin. Es un disco hecho con mucho amor, demasiado amor. Lo que digo, [es] que se lo disfruten y se lo gocen y que no se van a arrepentir, vale la pena. Ahí está la esencia de Papi Juancho.

Credit: PHRAA

O sea, la cuarentena te cambió…

Mucho, mucho. La cuarentena me cambió en todo, me hizo madurar. La madurez mental que tengo ahora es otra. Ya tampoco soy un niño, aunque soy muy joven —tengo 26 años— pero ya no soy un niño.

He pasado por diferentes etapas en mi carrera. Cuando comencé, esas ganas de ser famoso, de comprarle una casa a mi mamá, esas ganas de obtener cosas, ya me di cuenta que las cosas materiales [ya pasaron]. Una cosa es que te lo digan y otra cosa es experimentarlo.

A mí siempre me lo han dicho: las cosas materiales no valen absolutamente nada. Y estaba de acuerdo. Luego empecé a generar cosas importantes y pensaba: ‘Wow, esto está cabrón’, pero no es lo que me llena.

Entonces, empecé a pasar por distintas fases en mi carrera musical y ahora estoy en un punto en que solo quiero ser feliz y hacer lo que me gusta, lo que me llena. Lo que quiero es que cuando me vaya a morir digan: ‘Wow, ese cabrón dejó un legado’ y que digan que los sueños se hacen realidad, en vez de que digan: ‘Ese cabrón tenía demasiado dinero’. Ya no estoy para eso.

Solamente quiero dejar el legado de que los sueños se hacen realidad. Ya cambié el chip en mi cabeza. Soy otro ser humano con la misma esencia.

¿Cuál dirías que es tu legado hasta ahora?

No es el que más talento tenga, sino el que más pedalee, el que más trabaje, el que más ética profesional tenga, el que sea más disciplinado y más constante. Todos nacemos con un don diferente, pero hay que saberlo canalizar, guiar. Hay que ponerle entusiasmo, hay que ponerle disciplina y seriedad. Para mí eso es lo que ha llevado mi carrera a otro nivel.

Nací con un don, gracias a Dios, pero eso solo no se hace. De nada te sirve tener talento si no tienes disciplina. Más fácil va a llegar el que es disciplinado y no tiene talento, [el] que va buscar dentro de su ser mejorar y salir adelante. Creo que la gente puede pensar eso de mí, que no es el talento si no las ganas de trabajar y la disciplina.

¿Cuáles son tus próximos proyectos?

Para serte sincero extraño mucho mis giras. Creé una dependencia para estar en un escenario. Mi sueño es volver pronto, volver a las canchas [de fútbol]. Ya tenemos un par de actividades.

Hay varias marcas interesadas en verme en un live stream, pero si lo voy a hacer lo voy a hacer en grande. No quiero poner el computador y empezar a cantar con una guitarra; quiero que la gente se lo disfrute y que sea una experiencia.

Estás trabajando de la mano de Jennifer López en una película y también están haciendo música.

Viene una película con ella que sale el próximo año. Estuvimos en Nueva York haciendo videos de otro proyecto que tenemos que está conectado a la película.

Jennifer es la primera persona que me dejó incursionar en la actuación. La primera película que voy a hacer en mi vida es una película de Hollywood en donde está Owen Wilson; es algo grande.

Credit: Phraa

Has trabajado con Madonna, ahora con Jennifer. Sin embargo, con este disco quieres decirle a la gente que tienes los pies muy bien puestos sobre la tierra…

Exacto. Es que muchas veces uno se pierde, uno pierde su esencia porque cree que hay cosas mejores. Pero en lo simple está lo bueno. Lo que ha estado desde el principio es lo que realmente vale y va a valer siempre, es el ADN. Es la esencia por la que uno no se puede salir de ella.

Muchas veces la cagué, me equivoqué porque quise meterme en proyectos diferentes. Me fui para Los Ángeles, hice un disco en inglés de ocho canciones pensando que para allá era la vuelta y no. No era yo, no era mi esencia y yo cantando en inglés… sí me gusta cantar en inglés, pero quiero que me conozcan en el mundo entero como Maluma, el man de Medellín, Colombia, que lleva su cultura al mundo entero con la bandera al hombro.

No quiero ser ni competencia de Justin Timberlake ni que me vean como un Justin Bieber. Soy Maluma el de Colombia, el latino que representa a [su tierra a] nivel mundial.

Credit: Kevin Winter/Getty Images for dcp

¿Cómo está tu corazón? ¿Estás en busca del amor?

Siempre he estado muy bien. La verdad tengo algo por lo que vivo eternamente agradecido: mi familia. Ellos llenan cualquier vacío que tenga en mi vida personal o sentimental. Tengo mis padres vivos, mis abuelos, mi hermana y eso es un regalo y una bendición de Dios; vivo todos los días agradecido por eso.

Me levanto y es lo primero que agradezco. Entonces en este momento estoy bien, no me hace falta nada. He estado toda la vida rodeado de mujeres, por mi mamá y mi hermana, y tengo esa energía femenina muy presente también.

En este momento estoy tranquilo, enfocado en mi carrera y en mi disco. Aunque suene a cliché, es la realidad. Estoy enfocado en mí. Estamos pasando por un momento complicado. Es un tema complejo y hay que saber canalizar la energía. Por eso estoy dando todo por mi carrera musical y mi familia en estos instantes.

Si tiene que llegar, llegará…

Exacto, si no, con tranquilidad.