La intérprete de "Fui demasiado para ti" ha transformado los obstáculos, como su pequeño tumor en la cabeza, en un trampolín para hacer lo que más ama: cantar y ayudar a los demás.

Por Teresa Aranguez
Mayo 06, 2021
Anuncio

Es una de las voces femeninas que suena con más fuerza en este momento. Directamente desde Colombia, Hanna ya ha cautivado al mundo entero gracias a su sencillo "Fui demasiado para ti", con el que supera los 5 millones de visualizaciones.

Además de la música, su gran pasión y el canal a través del cual llega a su público, hay algo más que llena por completo su corazón: ayudar a los demás. En medio de la preparación de su disco, la artista vive entregada a la creación de su fundación Hanna One Love Foundation.

Un espacio con el que sueña ayudar a niños que sufren de malnutrición y aportar su granito de arena al sector de la sociedad más vulnerable. Y siempre con la música como cómplice de estas metas solidarias.

Durante una amena charla con People en Español, Hanna compartió cuáles son sus planes, sus sueños y sus ilusiones más inmediatas, además de su fuerza como ser humano al superar todos aquellas piedras que se ha encontrado en el camino. Incluido un pequeño tumor en la cabeza que mantiene controlado y que no le ha arrebatado ni un ápice de su alegría.

Hanna
Hanna
| Credit: Cortesía de Lopera International Management, Corp

Empezamos con "Fui Demasiado Para Ti", una canción desgarradora que ha llegado a los corazones ¡y superado los 5 millones de visualizaciones!

Ha sido muy gratificante, muy emocionante. Me ha movido muchas cosas internamente como artista pues son tiempos muy adversos y de hecho tuve dudas de lanzarlo en plena pandemia. Pero hoy por hoy nos ayuda mucho toda esta diversidad digital y tener estas redes que hacen todo más fácil y cercano. La circunstancia nos obligó a la manera de comunicarnos y en medio del caos tenemos que sacar lo mejor de nosotros. Me dije, 'yo me arriesgo y salgo'. Vibré tanto la canción, la amé desde que empecé a cantarla y eso es lo que transmite. Siento que "Fui demasiado para ti" tiene esos ingredientes por lo que hemos pasado todas en algún momento y ver el éxito que ha tenido me hace muchísimo más feliz, la recompensa es total.

Otro de tus temas más aplaudidos es "Por estos días", una creación nacida en medio del caos producido por la pandemia. Una historia muy peculiar...

Nació a finales de marzo en una noche que no podía dormir, me fui a balcón, tenía una gran soledad, sufríamos el gran shock de sentirnos encerrados, pues eso nunca había pasado en la historia de la humanidad, era algo atípico. Pero yo siempre fui muy positiva, igual es normal y válido que tengamos emociones tensas y de tristeza, pero yo dejo que eso pase. Siempre he dicho que todas las adversidades tenemos que transformarlas y aceptar lo que no tenemos bajo nuestro control. Así que todo ese proceso ha sido muy bonito para escarbar y escudriñar nuestro centro, y para exaltar valores por los demás. Esta situación nos dio la oportunidad de ser más empáticos y poder ayudar más. Yo hice esta canción para redes sociales, para dar un mensaje y terminó sonando en la radio de Colombia y siendo el himno de las donaciones de los mercados a los más necesitados. La gente sabía que las descargas iban para ayudar a mi comunidad. Para mí la pandemia nos ha enseñado lo que somos capaces de lograr aún con adversidades.

Hanna
Hanna
| Credit: Cortesía de Lopera International Management, Corp

En tu caso, además de un disco en puertas, estás en pleno proceso de creación de tu propia fundación Hanna One Love Foundation.

Creo que el arte debe de ir acompañado de esa sensibilidad, y siempre, desde el principio de mi carrera soñaba con tener mi fundación, soñaba con hacer mucho por los mas necesitados. En el fondo lo que más me interesa es llevar el arte y que todo eso sea recíproco para hacer cosas por los demás. Esa sería la mejor bendición que podría tener. No sueño con ser millonaria, bueno sí, pero para ayudar, pero no con amasar una fortuna, casas, cosas, cada día soy más básica. Lo que me gusta es hacer feliz a las personas. Lo que quiero hacer es que todo lo que ingrese de Hanna Musik, después de que pague mis gastos, vaya a mi fundación. La misión es hacer alianzas para poder ayudar a los niños con desnutrición. Hay muchos pequeños que viven en condiciones precarias, en este mundo sobra la comida, no es justo que unos puedan comer bien y otros no. Se trata de elevar la consciencia de justicia.

Y para hacer ese sueño realidad, hay que cumplir otro antes, y es tu disco, ya por fin culminado. Cuéntanos...

Estoy muy feliz, me tiene muy contenta tener ese hijo que cuidas en cada canción. Es un álbum hecho con el corazón, con todo el amor, hay canciones rítmicas, alegres, de despecho, de desamor, de amor, hice ese balance para que en mis presentaciones pueda dar esa versatilidad que me caracteriza como artista.

El positivismo siempre va contigo de la mano, y así lo has demostrado en tu forma optimista de afrontar que tienes un tumor en la cabeza. ¿Cómo lo has conseguido?

Cuando me salió ese tumor todo el mundo decía que si era maligno, que si se podía, que si no, que si la cirugía podía afectarme la visión, el sistema auditivo, la columna ¿y sabes una cosa? Yo ya no dejo que el miedo me paralice, es cierto que uno puede tener esa sensación de que algo no anda bien, pero siempre digo que va a salir bien, al menos que la expectativa sea esa. Yo empecé a orar, a todas mis amistades les decía que oraran por mí, y cuando sientes que todos están alrededor tuyo, todo en esta vida tiene solución mientras que vivas. Lo más importante es ponerle ese sentido positivo de que siempre vas a estar bien. Con mis controlitos ahí voy, cada año me lo reviso para ver si ha crecido y me dicen, 'no, no ha crecido'. Todo pasa, es importante saber cómo manejar las cosas que nos llegan y la actitud ante ellas. La vida nos da la experiencia de saber administrar nuestras emociones para ser más prácticos y avanzar.

Un mensaje lleno de amor, generosidad y fortaleza que transmite en cada una de sus canciones y pone en práctica a cada paso que da. ¡Gracias, querida Hanna, por tu enorme corazón y por tu música!