Para la actriz colombiana está siendo todo un reto dividir su tiempo entre su hijita Luna, que nació en enero, y su primogénito. Y no siempre lo logra como quisiera o le gustaría.

Por Moisés González
Enero 05, 2019
Anuncio

La maternidad es una de las etapas más bellas de toda mujer, pero tampoco es precisamente un camino de rosas, sobre todo durante los primeros años de vida del recién nacido. Y si no que se lo pregunten a Ximena Duque. Para la actriz colombiana, que dio a luz a su princesita Luna en enero, está siendo todo un reto dividir su tiempo entre la recién nacida, que demanda toda su atención, y su primogénito Cristian, de 15 años.

“Uno de los retos más grandes para mí en esta etapa de mi vida teniendo a una bebé recién nacida y a un adolescente ha sido balancear el tiempo y no descuidar a mi hijo, ya que durante casi catorce años el tiempo ha sido dedicado a él 100 por ciento y pues lo he logrado bastante bien”, contó la intérprete de 33 años a través de su perfil de Instagram Stories.

La artista se mostró “triste”, ya que sintió que por primera vez le falló a su hijo mayor puesto que no pudo ir a verlo jugar su partido de baloncesto debido a que, a diferencia de otras ocasiones en las que su madre se quedaba a cargo de la recién nacida mientras ella acudía a la cancha, no tenía a nadie con quien dejar a la bebé.

“Hoy, por ejemplo, estoy triste porque él tiene un campeonato, Jay está de viaje, va a llegar directamente a la cancha y yo pues obvio estoy con Luna”, se sinceró Duque. “Hoy no tengo a nadie que se quede con mi princesita en lo que yo voy, entonces hoy es un día difícil porque creo que es la primera vez que le fallo a mi hijo en un partido de básquet”, reconoció.

La actriz, que ha participado en exitosas novelas de Telemundo como La casa de al lado y Corazón valiente, no ve la hora de que le pongan sus primeras vacunas a su hijita para así sacarla de la casa con toda tranquilidad y llevarla a los partidos de su hermanito.

“Ahorita estoy muy limitada porque Luna no tiene vacunas. En unas semanas si Dios quiere ya se las ponen así que voy a estar más tranquila y voy a poder salir con la princesa e ir a ver a Cristian con mi niña, así que todo va a ser más fácil”, expresó la intérprete.