Visiblemente afectada por el coronavirus, ni ella ni su esposo, Jay Adkins, permitieron que la pequeña se quedara sin fiesta ¡y la sorprendieron a lo grande!

Por Teresa Aranguez
Enero 15, 2021
Anuncio

El año no empezó con buen pie para Ximena Duque pero, como dicen por ahí, las cosas no son como empiezan, sino como acaban, y la empresaria es una guerrera que no se rinde ante nada.

Así lo ha vuelto a demostrar. Con motivo del cumpleaños número 3 de su hija Luna, la orgullosa mamá no permitió que el coronavirus arruinara la fiesta de cumpleaños de su pequeña, también alcanzada por esta enfermedad junto a ella, su madre y su esposo, Jay Adkins.

Si el festejo no podía ser dentro de casa, lo sería fuera. ¡Y vaya si lo fue! Los papis llamaron a toda la familia de Mickey y a la princesa Elsa de Frozen para que visitaran a Luna, la sorprendieran y le cantaran en su día desde el otro lado del cristal.

Las imágenes son conmovedoras. Especialmente la carita de ilusión e inocencia de la chiquitina a quien la alegría se le salía por los ojos. Una escena que llenó de ternura el corazón de Ximena, quien no pudo evitar romper a llorar al presenciarla.

Tanto ella como su esposo dejaron registrado este inolvidable momento en unas entrañables grabaciones que tuvieron la generosidad de compartir con sus seguidores en redes. A pesar de verse visiblemente golpeados por el virus, los papis no perdieron la sonrisa ni un segundo.

¡No faltó de nada! Además de la visita de estos personajes mágicos que hicieron las delicias de la benjamina de la casa, que lucía hermosa con su vestido de gala para tan especial ocasión, hubo música, torta de ensueño y todos los regalitos que se merece por ser una niña diez.

"Eres la mezcla de ternura con un carácter indescriptible, una personalidad que te hace única, esa alegría que te caracteriza que es inevitable que contagies a los demás. Eres la princesa que le pedí a Dios y sé que serás el mejor ejemplo para tu hermanita", le dedicó su mami.

Una fiesta inolvidable que es el resultado del esfuerzo y el verdadero amor de dos padres entregados. Ningún virus, por muy fuerte que sea, puede acabar con la unión y el amor de la familia, y así lo han demostrado Ximena y los suyos con esta preciosa estampa. ¡Felicidades a todos y pronta recuperación a todos!