La actriz colombiana contó a través de las redes sociales cómo está viviendo las primeras semanas como mamá de Luna.

By Moisés González
January 29, 2018 08:39 AM

Tener un hijo te cambia literalmente la vida, pero para bien. Desde que se convirtiera por segunda vez en mamá hace dos semanas, Ximena Duque ha visto cómo su día a día ha dado un giro de 180 grados. La actriz colombiana ha pasado de tener tiempo para consentirse, a estar las 24 horas del día pendiente de una personita que requiere ahora mismo de toda su atención. La prueba está en sus redes sociales. La intérprete de 32 años solía compartir a diario muchas fotitos en Instagram donde mostraba a sus más de dos millones de seguidores gran parte de su rutina; desde la llegada de su princesa, sin embargo, apenas ha compartido 4 publicaciones, tres sobre el nacimiento de la pequeña.

Consciente de lo poco activa que ha estado en las últimas dos semanas, Ximena publicó el pasado fin de semana una serie de videos en Instagram Stories en los que justificaba de alguna manera su ausencia y contaba cómo están transcurriendo los primeros días siendo mamá de Luna.

“Aquí estoy finalmente retomando las redes sociales, no voy a estar tan activa como antes pero prometo estar un poquito más activa. Lo que pasa es que las dos primeras semanas de un bebé recién nacida es muy difícil adaptarse a los nuevos horarios porque resulta que Luna duerme en el día y está despierta toda la noche”, explicó Duque. “Pero ya le estoy organizando finalmente el horario”, agregó la actriz, quien espera poder pegar ojo en la noche a partir de ahora.

Otro de los motivos que ha hecho a Ximena ‘esclava’ de su hija es la alimentación de la bebé, ya que la artista solamente le está dando el pecho.

“Solo le doy pecho entonces eso me hace esclava de ella, pero feliz”, reconoció. “Estoy 100% con ella porque come mucho y muy seguido”.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Afortunadamente, la actriz está teniendo el apoyo de su esposo, el empresario Jay Adkins, quien hace apenas unos días expresaba en las redes sociales su admiración por la actriz. “Ser madre es definitivamente el trabajo más difícil del mundo, especialmente al principio. Admiro a todas las mujeres y admiro a mi esposa. Es una gran madre”, expresó entonces.

Ahora es Ximena la que se deshace en elogios hacia su pareja. “Tengo un esposo maravilloso que está superentregado a nosotros 100%. Ustedes no se imaginan cómo ayuda con Luna y con Christian [su otro hijo adolescente que está próximo a cumplir 14 años]. “Es lo máximo”.

Advertisement


EDIT POST