LIVE

Tras las críticas recibidas, la actriz colombiana explicó por qué publica más fotos de Luna que de su primogénito.

Por Moisés González
Mayo 08, 2018
Anuncio

Desde que naciera su hija Luna a principios de año, Ximena Duque no ha dejado de compartir fotos de la recién nacida a través de las redes sociales, contrario a lo que sucede con su primogénito Cristán, de casi 14 años, a quien presume con menos frecuencia. Este asunto ha sido muy criticado entre algunos seguidores de la actriz colombiana, quienes cada vez que la artista publica una imagen de su princesa le recuerdan que también tiene un hijo varón. Sin embargo, el hecho de que Ximena no comparta tantas imágenes del adolescente en su perfil de Instagram o YouTube tiene una explicación que la propia intérprete se encargó de dar a conocer recientemente para frenar la lluvia de críticas recibidas.

“Todo el mundo sabe que tengo dos hijos y si subo una foto de Luna no quiere decir que no amo a mi hijo, simplemente tengo dos mundos completamente diferentes. Tengo a una recién nacida y tengo a un adolescente que obviamente son cosas completamente distintas, situaciones distintas, estamos pasando por etapas distintas con cada uno de ellos”, aseguró Duque.

“A la bebé le tomo fotos porque se deja y no me dice que no. A Cristán no le tomo fotos porque hay días que no quiere salir en fotos ni en videos entonces ni modo no lo voy a presionar. Él es un teenager, si no quiere salir en el video no sale y me dice ‘no quiero salir'. Entonces no lo obligo absolutamente a nada”, explicó la esposa de Jay Adkins.

Asimismo, la actriz dejó claro que no ha desatendido a su hijo tras la llegada de Luna. Todo lo contrario.

“De hecho creo que la atención mía hacia él es ahora mucho más grande porque precisamente soy consciente de eso. Él es consciente que tenemos una bebé recién nacida en casa y que obviamente requiere de mucha atención, pero yo siempre estoy ahí para él, yo estoy pendiente de sus cosas del colegio, de sus calificaciones, de lo que pasa a su alrededor porque obviamente él también es mi prioridad”, aseveró Ximena.

“Entonces no, el niño no ha estado afectado por el nacimiento de Luna. Todo lo contrario. Es un niño supremamente feliz. Es un niño que entiende y sobre todo me ayuda muchísimo”, concluyó.