Aunque está de lo más feliz, la actriz reconoce que su tercer alumbramiento fue mucho más complicado y ha mostrado sin censura los efectos en su físico.

Anuncio

Es feliz por naturaleza, sobre todo cuando está rodeada de su familia. Es difícil no ver sonreír a Ximena Duque y eso siempre es de agradecer. Motivos para estar encantada tiene de sobra y ella los celebra cada día sin excepción.

Sin embargo, su tercer embarazo no fue un paseo por las nubes precisamente. La mamá de tres hermosos hijos ha reconocido que el último parto ha sido el más complejo de todos y ha hecho estragos en su cuerpo.

Sincera como siempre con sus seguidores, no tuvo reparo en enseñar la repercusión que ha tenido la cirugía en su figura. Una intervención delicada que además produce el doble de dolor en quienes la padecen, en este caso Ximena.

Ximena Duque
Ximena Duque
| Credit: IG/Ximena Duque

"Estoy reteniendo muchísimo líquido y tengo las piernas muy inflamadas", contaba mientras mostraba sus tobillos. "Es muy normal que después de una cirugía se retengan líquidos, pero todo esto es muy nuevo para mí, yo no viví nada de esto con mis otros partos y esto duele, duele muchísimo y ya a esta hora no puedo ni caminar", confesó.

Ximena está haciendo todo lo sugerido por el médico para que esto pase lo antes posible. Desde levantar las piernas para poner en marcha la circulación, hasta beber mucha agua. Una situación que impide que su recuperación física sea tan rápida como la que vivió con su hijo Cristan Carabias. "A las dos semanas de haber dado a luz ya estaba modelando", confesó.

Ximena Duque
Ximena Duque
| Credit: IG/Ximena Duque

Su fuerza de voluntad y su empeño harán que poquito a poco todo se vaya acomodando. Y para eso ya cuenta con el apoyo de su hijo, quien ha prometido ayudarla a ponerse en plena forma cuando esté lista para desarrollar trabajo físico.

"Les voy a mostrar el proceso completito... No tengo afán ni prisa, estoy disfrutándome este proceso. Y en 6 semanas se supone que puedo empezar a entrenar", dijo ilusionada ante este reto.

Lo importante ahora es ponerse bien anímicamente. ¡Toda la fuerza y el cariño para ti en este momento, Ximena!