Ahora que las redes se han convertido para ella en una ventana al mundo, ha mostrado cómo es su vida como mamá influencer de un bebé de 9 meses.
Anuncio

Desde ya, las redes se han convertido para Vanessa Lyon en una plataforma para mostrar su proceso de reconstrucción tras su separación del conductor y padre de su hijo, Carlos Calderón.

Así lo expresó en estos días en Instagram y así parece que ha comenzado a hacer. Con el fin de retomar la vida profesional que siempre tuvo como actriz, modelo y todo lo relacionado con el entretenimiento, la feliz mamá ha empezado a abrirse a sus más de 100 mil seguidores y contar cómo es su día a día como madre soltera.

Este domingo, Vanessa compartía un video de lo más divertido y esta vez acompañada de su hijito León, su compañero de aventuras. Con el mayor sentido del humor, mostró lo complicado que es ejercer de influencer a la vez que mamá mostrando las tomas falsas del video.

Al final quedó tan divertido, que la artista se animó a publicar el amoroso desastre con caída al suelo de teléfono incluida con el fin de hacer ver cómo es su vida, tal cual, sin filtros ni apariencias.

Vanessa y León
Vanessa y León
| Credit: IG/Vanessa Lyon

Junto a esta grabación tan casera y que ha derretido a sus seguidores con su ternura, escribía unas palabras sobre el verdadero y más puro amor.

"Y Dios dijo: No te voy a dar lo que me pides, te voy a bendecir con algo mucho mejor. Entonces llegó León a mi vida. Te amo Dios, te amo Le", apuntó junto a estas divertidas y amorosas imágenes de madre e hijo.

Vanessa Lyon
Vanessa Lyon
| Credit: IG/Vanessa Lyon

Este fin de semana, Vanessa mostraba varias visitas a apartamentos en medio de la búsqueda de su nueva casa y el lugar donde volver a empezar. Anunció que está inmersa no solo en eso, también en la reconstrucción de su vida laboral que dejó aparcada antes de convertirse en mamá.

A pesar de asegurar que empieza prácticamente desde cero después de haberse quedado prácticamente "sin nada", está decidida a recuperar todo lo que dejó en el camino. Tiene, según ella misma expresa, el motor más grande de todos, su hijo, razón de peso para seguir hacia adelante.