Galynn Brady, progenitora del campeón del Super Bowl LI, padece de cáncer y se está sometiendo a un duro tratamiento.

Por Mayra Mangal
Updated Febrero 06, 2017
Anuncio

La impresionante victoria de Tom Brady y los New England Patriots contra los Atlanta Falcons en el Super Bowl LI contó con una testigo especial para el quarterback, que también fue el MVP del encuentro.

El jugador de 39 años, que hizo historia al ganar su quinto máximo trofeo de la NFL, vive una dura prueba familiar: su madre, Galynn Brady, tiene cáncer.

El esposo de la supermodelo brasileña Gisele Bündchen, con la quetiene dos hijitos, ha mantenido la enfermedad de su progenitora en el ámbito privado y solo la mencionó la semana antes del juego celebrado en Houston, TX.

El dueño de los Patriots, Robert Kraft, relató al canal local de deportes de Boston NESN la situación por la que atraviesa la estrella de su equipo.

“Hablé con [Brady] en los vestidores antes del juego y le dije ‘Tenemos que ganar esta por tu mamá', porque yo se cuán importante es su madre”, explicó Kraft tras el juego.

“Se está sometiendo a quimioterapia y radiación, y este es el primer juego al que asiste”, prosiguió el empresario. “Vino acá, la vi, y todo fue muy cool“.

En declaraciones posteriores al encuentro, Brady, de 39 años, dedicó el partido a su mamá, a quien se la vio en el campo tras el triunfo ataviada con un pañuelo en la cabeza.

La primera vez que el deportista hizo referencia a la enfermedad de su madre fue hace una semana, durante una conferencia de prensa previa al Super Bowl. El californiano admitió que la enfermedad ha sido “difícil” para la familia.

“Yo simplemente estoy esperando a que todos acudan este domingo para compartir esta gran experiencia”, dijo el atleta.