¡Se acabó la espera! Ya puedes ver la bella carita del recién nacido André. ¡Te lo mostramos!

Por Nuria Domenech
Junio 06, 2020
Anuncio

¡Nos morimos de emoción! Sherlyn compartió por fin la primera foto de su bebé, que tanta impaciencia estaba creando entre sus fans. El pequeño André es una verdadera monería y así le conoció el mundo por primera vez: rodeado de los tonos azul y blanco, envuelto en un saquito de dormir con una gran lazada donde puede leerse amor mío y con un conejito a sus pies.

“Hola amigos, ya estoy aquí... Yo soy André”, escribía su famosa mamá desde la nueva cuenta que abrió para su pequeño. “Nací el 30 de mayo. El vuelo en mi cigüeña tuvo un poco de turbulencia, pero unos ángeles con trajes azules nos pusieron a salvo a mi mamita y a mí”, dijo refiriéndose a las complicaciones surgidas en el parto de las que prometió dar detalles más adelante.

“Pesé 2.5 kg y medi 51 cm. Sé que durante estos 9 meses me han llenado de amor y buenos deseos y mi mamita y yo les damos las gracias. Dios escuchó todas sus oraciones y hoy cumplo 7 días y ¿saben qué? ¡Este mundo de amor me esta encantando! ANDRÉ”, dijo firmando el bebé su primera misiva al mundo virtual, una semana después de nacido.

"Los invito a soñar bonito, yo por lo pronto soy profesional de tomar lechita, dormir y recibir amor y muchos apapachos de mi mamita, mis abuelitos y mi hermosa familia', escribía Sherlyn bajo la foto donde el bebé estaba arropado con una mantita blanca en la que podía leerse su nombre.

Ayer Sherlyn prometió a sus seguidores que ellos serían los primeros en conocer a su bebé. “Todos me andan preguntando sobre cuándo lo voy a mostrar, cuando lo van a conocer y la exclusiva y todo eso, pues sí. Efectivamente, habrá una exclusiva.

Pero la exclusiva no será para ningún medio, ni para ninguna revista, la exclusiva la vamos a hacer desde la cuenta de André, nuestro bebé, para que lo puedan conocer todos.”

¡Trató de prevenirnos! “No saben lo que hermoso que está, no es porque sea su mamá, pero está precioso” y Sherlyn tenía toda la razón. ¡Felicidades!