El cantante de regional mexicano José Ángel Ledesma y el presentador de El Gordo y La Flaca, enojados por los insultos a sus hijos por sobrepeso. Así fue la polémica.

Por Nuria Domenech
Septiembre 17, 2020
Anuncio

El cantante regional José Ángel Ledesma Quintero, más conocido como El Coyote, está enojado y tiene motivos para ello. Todo comenzó cuando recientemente colgó una foto junto a su hijo en las redes, con motivo del cumpleaños del niño, quien cumplía diez años.

“Gracias a Dios por permitirle cumplir un año más de vida a mi hijo José Emilio, felices 10 años mi niño lo quiero un chin- encerraditos, que lo más importante es cuidar la salud. Bendita mi Virgencita, todavía tenemos. Reciban un saludo de su amigo el coyote”, escribió el cantante.

Bajo el tierno retrato de padre e hijo, a la luz de las velas frente a los pasteles del cumpleañero, las burlas y las críticas acusándoles de sobrepeso no tardaron en aparecer. Fueron comentarios tan fuertes, que al Coyote no le quedó otro remedio que clausurar los comentarios para que no siguieran ofendiendo a su pequeño.

“No se vale que se metan con la criatura”, aseguró este papá ofendido frente a las cámaras de El Gordo y La Flaca. “Yo soy obeso y no es porque yo quiera. He luchado mucho contra la obesidad, porque lo que yo más deseo en la vida es estar delgado”, afirmó con humildad.

“No se vale, a mí me pueden decir lo que sea, pero con mi familia por favor que no se metan, porque cuando se metan, les voy a responder”, amenazó.

También aseguró que a él mismo le dicen: “gordo, panza de, ¡de lo que tú quieras!, que tengo los pies delgaditos, que estoy bien cachetón, que no tengo pescuezo… Pero tengo un corazón que no me cabe aquí en el pecho y una garganta que gracias a Dios, muchos quisieran tenerla”.

También habló del miedo que tiene a la enfermedad del COVID-19 y que por ello están encerrados en casa: “No le tengo miedo a la pandemia, ¡le tengo horror! y me quiero mucho como persona”, confesó.

“El Coyote tiene razón”, le defendió tras la entrevista Raúl de Molina. “Se meten con él, pero ¿por qué se meten con su hijo?”. Y recordó que hace días su propia hija Mía padeció el mismo sufrimiento en redes al haber subido unas libritas por culpa del confinamiento.

“Pusieron una foto que lucía espectacular, yo creo, y la gente en las redes sociales, que se esconden en las redes sociales”, recalcó, “porque no son capaces de decírselo a la cara, insultándola por el simple hecho de que había aumentado unas libritas”.

Después de expresar su malestar por ello, dedicó con una sonrisa y su típico sentido del humor un mensaje a los haters para desearles que “reciban el doble de lo que deseen ellos a los demás”.