Las hijas del expresidente Barack Obama y su esposa, Michelle Obama, hicieron una pijamada y pidieron pizza y nuggets en su última noche en la residencia oficial.

By Mayra Mangal
May 01, 2017 05:55 PM

Han pasado ya poco más de tres meses desde que el presidente Barack Obama y su familia dijeran adiós a la nación y abandonaran la Casa Blanca.

Y aunque uno imaginaría que las hijas de la pareja, Malia y Sasha, son distintas a otros jóvenes de su edad, estaría muy equivocado, pues según su madre, la exprimera dama Michelle Obama, las jovencitas —de 18 y 15 años, respectivamente— son tan normales como cualquiera y gustan de la pizza y los nuggets, como cualquier hijo de vecina.

Eso quedó de manifiesto en una entrevista concedida recientemente por Michelle Obama quien reveló que en su última noche en la Casa Blanca las jovencitas quisieron pasarla rodeadas de amigas.

“Tuvieron una pijamada, claro, porque era la inauguración [al día siguiente], porque mis niñas son muy normales”, contó Obama sobre aquel 19 de enero. “Me dijeron algo así como: ‘Bueno, ocho amigas se van a quedar a dormir porque es nuestra última vez [aquí], y queremos pizza y nuggets'. Y yo les dije ‘¿en serio?' ”, dijo en tono jocoso Obama en la conferencia anual del Instituto Americano de Arquitectura.

Advertisement