La familia de Quaden Bayles, un niño con enanismo que fue víctima de bullying, afirma que rechazarán los donativos que le obsequiaron para mandarlo a Disney.

Por Mayra Mangal
Febrero 27, 2020
Anuncio

Hace un par de días las redes se derritieron de ternura y consternación ante el surgimiento de un video que mostraba al niñito Quaden Bayles, de nueve años, llorando desconsoladamente mientras su acongojada madre explicaba cómo su hijo había sido víctima del más cruel bullying, y todo por haber nacido con enanismo.

El video se hizo viral y despertó la solidaridad de estrellas como el mismísimo actor australiano Hugh Jackman quien se apderó de su redes para hacer expresar su solidaridad con su compatriota. En la red, miles hicieron patente su apoyo al pequeñín donando miles de dólares por medio de GoFundMe para pagarle a Quaden un viaje a Disney.

Sorprendentemente, su familia han anunciado que no piensa usar ni un centavo del dinero recaudado por medio de dicha campaña -que fue establecida por el comediante Brad Williams– y en la que se han recibido donativos de más de 20,000 personas para alcanzar una cifra que asciende a los $474,000, hasta el cierre de esta nota.

Hablando con la cadena local NITV News, Mundanara Bayles, hermana de Yarraka Bayles, madre del niño -que pertenece a la tribu aborigen murri, de Australia- expresó que la familia prefiere usar el dinero para crear conciencia en contra del acoso y el bullying, y que piensan donarlo a la Organización de Concientización Sobre el Enanismo de Australia, y la Balunu Healing Foundation que apoya a los jóvenes de dicho país.

¿A qué niño no le gustaría ir a Disneylandia?”, preguntó la mujer en dicha entrevista. “El poder escapar a un sitio divertido que no le recuerde de sus retos diarios. Pero mi hermana dijo: ‘¿Sabes qué? Vamos a regresar a la cuestión’. Este pequeñito ha sido acosado. ¿Cuántos suicidios [de] blancos y negros han ocurrido en nuestra sociedad a causa del bullying?”.

El corazón del pequeño Quaden estruja el corazón:

La intención de la campaña era enviar a Quaden y a su mamá “a América, colocarlos en un hotel lindo y llevarlos a Disneylandia”, según indica la campaña de GoFundMe.

Por cierto que la tía del pequeño Quaden asegura que su hermana y las autoridades escolares de Carina State School, en la provincia de Queensland, donde el niño estudia, trabajan juntos para resolver la situación que vivió el menor y crear conciencia entre la comunidad sobre lo ocurrido. “Nos han dado mucho apoyo para poder pasar página”.