Los duques de Sussex han recibido cientos de regalos, sin embargo han pedido que en lugar de presentes la gente haga donativos a organizaciones caritativas.

By Mayra Mangal
April 08, 2019 04:13 PM

Cuando el bebé de Meghan Markle y el príncipe Harry llegue a este mundo lo hará rodeado de una multitud de regalos que han sido enviados en su honor a sus famosos padres.

Prácticamente desde que los duques de Sussex anunciaron que esperaban a su primogénito, en octubre pasado, comenzó la lluvia de regalos y parabienes. Simplemente en su visita a Australia y las islas del Pacífico la pareja recibió 74 peluches, 13 pares de botitas, 9 cobijas y mucho más provenientes de Fiji, Tonga, Nueva Zelanda y el mencionado país austral.

Cuando Meghan se desplazó en febrero pasado a Nueva York para su baby shower fue captada usando uno de los muchos regalos recibidos: una placa de oro colgada al cuello que dice “Mommy”.

Y el pasado mes de marzo cuando la pareja acudió al Día de la Commonwealth, en Londres -y uno de sus últimos actos públicos antes de la llegada del bebé- recibieron más obsequios, esta vez de parte del pueblo canadiense.

A pesar de los buenos deseos del público, y fiel a su carácter, Meghan y Harry hen pedido por al público que en vez de hacerle regalos al bisnieto de la reina Isabel II, mejor realicen donativos a una serie de organizaciones caritativas que ellos han elegido y cuyos nombres han ido revelado en su flamante e inmensamente popular cuenta de Instagram.

“En lugar de regalos, la pareja ha planeado desde hace mucho el alentar al público para que realice donativos a organizaciones caritativas infantiles y de padres de familia necesitados”, se dijo en un post publicado este viernes. “Si usted ya ha enviado un regalo, los duques le agradecen profundamente. Si no lo ha hecho, por favor, considere las siguientes organizaciones que hemos elegido”, se apuntó en el mensaje donde se lista a Baby 2 Baby, Well Child y Little Village, como algunas de las organizaciones beneficiarias.

Los duques recibiendo regalos en marzo:

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

“No existe una prohibición expresa en contra de que los integrantes de la familia real reciban regalos de sus amigos o familiares”, explicó al respecto a la revista TIME Leslie Carroll, escritora y experta en temas de la nobleza británica.

“Si Serena [Williams] o Amal [Clooney] quieren darle unos adorables trajecitos de una pieza a Meghan eso no es un crimen”, explicó Carroll refiriéndose al baby shower que la tenista y la esposa de George Clooney organizaron para la duquesa en la Gran Manzana. “Ellas le compraron cosas que tuvieran un toque sentimental y personal”.

Lo que los duques no deben aceptar, según dicta el estricto protocolo de la monarquía británica, son regalos de extraños, como explica Victoria Arbiter, otra reconocida experta en temas de la realeza a CNN. Según ella ha explicado, si alguien envía un mensaje por correo y el paquete lleva remitente, éste será enviado de vuelta inmediatamente. Si el paquete no lleva remitente entonces es donado.

Y qué decir de los regalos enviados por compañías a fin de que los duques promuevan sus productos con su bebé. “Esos definitivamente serán devueltos [o donados] porque ninguno de los royals quiere parecer un anuncio ambulante”.

 

 

Advertisement


EDIT POST