El príncipe George nuevamente se roba el show con sus tiernas caritas que bien podrían convertirse en emojis.

Anuncio

No hay duda de que el pequeño hijito de los duques de Cambridge, Kate y William, ya se ha robado el corazón de millones de personas alrededor del mundo con sus tiernas apariciones en público, y no es para menos ya que el chico es toda una cajita de sorpresas.

Recientemente durante una celebración llevada a cabo en Londres, el bello príncipe George nuevamente se robó el show con su visita al palacio de Buckingham, en donde estuvo acompañado de toda la familia real.

El festejo obedeció a la conmemoración del cumpleaños número 91 de la reina Elizabeth II, la cual incluyó un tradicional desfile militar llamado Trooping the Color, que por supuesto los bellos retoños del prícipe William disfrutaron al 100 por ciento y en primera fila.

El momento que más deleitó a los más pequeños de la familia real fue el paso de los impresionantes jets del ejercito del Reino Unido. Pero también quedó en evidencia que el colorido desfile de los miembros de las fuerzas armadas por calles aledañas al palacio fue la parte más aburrida, o por lo menos así lo dejó ver George.

A través de las redes sociales el pequeño heredero al trono, se ha convertido en una sensación, ya que sus constantes cambios de actitud y expresiones faciales bien podrían ser convertidos en emojis, ¿no les parece?

El pequeño príncipe está a punto de cumplir su cuarto año de vida, el próximo 22 de julio, y de seguro la celebración será en grande, al estilo de la realeza.