July 12, 2018 03:33 PM

La princesita Charlotte acaba de demostrar que cuando se trata de defender al príncipe Louis de Cambridge, es a ella a quien hay que llamar. Durante el bautizo su hermanito menor, ocurrido este lunes en la capilla del palacio de St. James, la nenita mandó a freír espárragos a los paparazzi apostados afuera del histórico sitio para que dejaran tranquila a su familia en tan especial momento.

“Ustedes no vienen”, dijo con rostro serio la menor mirando fijamente a los fotógrafos mientras caminaba firmemente tomada de la mano de su padre, el príncipe William. Su hermano mayor, el príncipe George, y su madre, Kate Middleton -con el homeajeado en brazos- caminaban a su lado.

Tras el bautizo los seis padrinos de la criatura y un selecto grupo de invitados –que no incluyó a su bisabuela, la reina Isabel II ni a su marido, el príncipe Felipe de Edinburgo– se dirigieron a una ceremonia del te privada en la lujosa Clarence House.

 

DOMINIC LIPINSKI/AFP/Getty Images

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Esa no ha sido la única ocasión en que la menor ha robado cámara esta semana. El martes ella y el príncipe George atrajeron las miradas al aparecer detrás de las ventanas del palacio de Buckingham mientras se realizaban los festejos del centenario de la Fuerza Real Aérea Británica. Los niños hicieron las delicias del público por sus graciosas caras y gestos que repitieron una y otra vez frente a los cristales, ante la mirada de sus nannies.

Lo curioso es que justo en ese mismo días de celebraciones, pero en la histórica Abadía de Westminster, su tía política Meghan Markle cometió sendo error de protocolo que fue captado en video y fotos. Bueno, digamos que Meghan ya no debe sentirse mal.

Tal Vez Te Guste

EDIT POST