El día de Navidad el príncipe George iba tan elegante como su papá. Te contamos una simpática anécdota que hizo que el futuro heredero de seis años se sintiera como todo un hombrecito.

Por Nuria Domenech
Diciembre 28, 2019
Anuncio

A la tradicional misa de Navidad celebrada por la reina Isabel el día 25 de diciembre en Sandringham, se unieron por primera vez dos pequeños debutantes que hicieron las delicias de los asistentes: los pequeños príncipes, Charlotte y George, hijos de Kate Middleton y el príncipe William.

A juzgar por las imágenes, la química existente entre mamá e hija se robó el show. Ambas iban muy estilosas y conjuntadas, ataviadas con ropa española.

Pero hay un detalle en el atuendo del príncipe George que no pasó desapercibido para los fans de los royals. El pequeño, quien si todo sigue su curso será algún día rey de Inglaterra, tuvo un cambio en su clásico vestuario, que según el estilo de la alta sociedad británica indica que George ya es un niño grande.

¿Tú también te fijaste? ¡George lleva pantalón largo por primera vez! Sí, es cierto que llevó un pantalón largo como parte de su uniforme de paje en la boda de sus tíos Harry y Meghan, pero esta es la primera vez que forma parte de su verdadero vestuario.

Hasta ahora siempre le hemos visto de pantaloncito corto en público. La razón es que eso es lo que se acostumbra a hacer en Europa: entre la alta sociedad los nenes van de shorts aunque sea invierno y, por supuesto, es también costumbre entre los miembros de la familia real británica.

Cuando les ponen de pantalón largo, es un momento muy emocionante para los chicos porque significa que ya son grandes y se sienten hombrecitos por primera vez. En esta ocasión el príncipe George iba conjuntado con su papá, los dos de azul marino. Después de la misa, la familia real se trasladó a la residencia de la reina para almorzar en la intimidad su tradicional pavo asado.