Por Nohelia Castro
Junio 07, 2017
Anuncio

Kim Kardashian festejó por todo lo alto el cumpleaños número 40 de su esposo Kanye West.

La pareja empacó sus maletas y junto a sus hijos North West, de 3 años y Saint, de 1, abordaron un avión con destino a Bahamas.

Según publico el sitio en línea ET, la familia West-Kardashian se hospedó en el lujoso hogar de Mike Meldman – uno de los dueños de Casamigos Tequila – en la isla Great Guana Cay.

“Se hospedaron en una residencia privada, no trabajaron y no estaban conectados a las redes sociales, es exactamente lo que la familia necesitaba”, dijo un a fuente al portal.

Todo lo bueno llega a su final. Tras disfrutar de seis días en familia y alejados del lente del paparazzi, Kim Kardashian, quien recientemente explotó contra Caitlyn Jenner y su libro Los secretos de mi vida, fue retratada en Los Ángeles llegando a su casa y luciendo unas estilosas trenzas con su bebé Saint en brazos.

La pequeña North también fue retratada llegando a su hogar y luciendo un peinado muy parecido al de su mami. Como dice el famoso refrán: de tal palo tal astilla.