Parker Curry, la niñita que se hizo viral por sus fotos admirando el retrato de Michelle Obama, se vistió como la exprimera dama para Halloween.

Por Mayra Mangal
Noviembre 01, 2018
Anuncio

Parker Curry, la niñita de 3 años que a principios de año derritió las redes al ser captada embelesada, admirando el retrato oficial de Michelle Obama en Washington, celebró Halloween de la mejor manera: vistiéndose como la ex primera dama.

Este miércoles la niñita residente Washington, D.C. colgó en su cuenta de Twitter una foto donde aparece posando tal y cómo lo hizo la esposa de Barack Obama para su retrato, que fue realizado por la artista Amy Sherald y que cuelga en puesto de honor en la National Gallery.

En la instantánea aparece la niña sentada, con el cabello recogido, muy sonriente y con la barbilla posada sobre su mano derecha. “¡Happy Halloween! ¿Puede adivinar quién soy?”.

“Sin dudar, sin titubeos, medio segundo después me dijo ‘quiero vestirme de Michelle Obama'”, explicó Jessica Curry sobre la decisión de su hija al sitio Buzzfeed.com. “Yo pensé que me iba a decir que quería ser Elsa o algún personaje de esos”.

Increíblemente, este jueves la mismísima Michelle Obama respondió al bonito gesto compartiendo la foto y diciendo en un tuit “¡Lo hiciste perfecto Parker! ¡¡¡Me encanta!!!”.

Según la madre de la menor el vestido fue realizado por Alisha Welsh, de Magnolia Lake Children's Clothing y fue hecho especialmente para su disfraz de Halloween. “Sabía que era como de última hora, pero esperaba que ella aún pudiera hacerlo y sí lo hizo para nosotras”, aseguró Curry al mencionado sitio. “No sé ni cómo le hizo, pero le quedó increíble y nos fascinó”.

La pequeña Parker se hizo viral en marzo cuando comenzaron a circular fotos y videos de ella totalmente congelada ante el retrato de la exprimera dama. Su madre explicó posteriormente que la llevó al museo sin siquiera imaginar la reacción de su hija, ni mucho menos que se volvería famosa por su reacción ante la pintura.

“Parker estaba enfrente del retrato y yo realmente quería que volteara porque le quería tomar una foto, pero genuina y honestamente no quiso dar la vuelta”, explicó su madre a CNN. “Estaba demasiado enfocada en el retrato, estudiándolo y estaba simplemente fascinada. Ella cree que Michelle Obama es una reina y quiere ella ser una reina también”.

La admiración de la pequeña Parker le valió el honor de conocer personalmente a Obama, con quien incluso bailó, quedando todo grabado en redes, desde luego.