Una niña de California que quedó paralizada tras dar una voltereta ha dado sus primeros pasos.

By Mayra Mangal
Updated January 12, 2017

Todos los niños son traviesos y buscan explorar el mundo con sus inocentes ocurrencias. Pero cuando una niña de 6 años de California trató de hacer una pirueta y no pudo moverse más, su madre supo de inmediato que algo andaba muy, pero muy mal.

Eso es lo que le sucedió a la pequeña Eden Hoelscher, residente de Palos Verdes. Hace más de dos años, un 23 de diciembre, quiso hacer una vuelta de espaldas en la sala de su casa. El brusco movimiento la dejó tumbada en el suelo y sin poder mover las piernas.

Su madre, Kylee Hoelscher, fue quien la encontró sin movimiento de cintura para abajo.

En el hospital local encontraron que la pirueta había hiperextendido parte de su médula espinal y esto le había causado una lesión.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Lo que siguió en la vida de la pequeña Eden fue una incesante lucha por recuperarse por medio de duras terapias y visitas a doctores, que pusieron a prueba la tenacidad y ánimo de la niña.

Por ello los padres de la pequeña decidieron empacar maletas y trasladar a toda la familia, incluida la hermanita de Eden, Isabella, de 9 años, a Louisville, Kentucky, para conseguir tratamiento del prestigiado Frazier Rehabilitation Institute especializado en terapias físicas difíciles.

“Ha conseguido una recuperación sorprendente”, dijo a People la madre de la niña, quien ha documentado en Facebook todos sus progresos.

En julio de este año la familia fue testigo de un verdadero milagro: Eden comenzó a dar pasos durante una visita familiar a California.

Desde entonces el progreso ha sido sostenido y le ha permitido a Eden regresar al colegio después de tener que estudiar con un tutor privado.

A pesar de las buenas noticias, queda mucho camino por recorrer. “Sí tiene días muy difíciles, en los que me dice: ‘Mami, ¿algún día me voy a mejorar?'”, contó la madre.

“Entonces le hago mirar sus propios videos y le digo ‘¿Qué piensas?'”, siguió. “Ella me miró y dijo ‘Sí, yo voy a conseguirlo'”.

Advertisement