A sus 46 años, la actriz venezolana se convirtió en madre por tercera vez de un precioso bebé llamado Gianni.

By Moisés González
January 31, 2017 04:29 AM

 

En 2009, en plena cúspide de su carrera, Natalia Streignard decidió alejarse por completo de la televisión para formar su propia familia. Tras varios años intentándolo, la actriz venezolana vio su sueño cumplido en 2011 con el nacimiento de Jacques, su primogénito, “un nene tan deseado y buscado que tenerlo finalmente en mis brazos fue como tener el milagro conmigo”. Un milagro que se repitió apenas tres años después, en 2014, con la llegada de Gia, su segunda hija.

Ahora, a sus 46 años, Streignard acaba de convertirse en madre por tercera vez. Algo cansada, pero inmensamente feliz por la llegada del bebé, la inolvidable protagonista de la telenovela Mi gorda bella hizo un hueco en su apretada agenda como mamá –ahora le toca dividir su tiempo entre tres– para presentarnos en exclusiva a Gianni y contarnos los detalles de su nacimiento.

Primero que nada felicidades. ¿Cómo te encuentras? ¿Qué tal el parto?
La experiencia de tener otro bebé fue la mejor porque ya uno sabe qué esperar y la preparación es distinta. Siempre he disfrutado el momento del parto y esta vez fue aún más mágico pues estaba casi toda mi familia acompañándome y presenciaron el nacimiento de mi pequeñín. Tal cual como yo siempre quise que fuera: rápido y sin medicinas. Como buena naturista siempre opto por parto natural y sin drogas que te aparten de la realidad y la verdad me fue muy bien. Estoy muy feliz de haber podido compartir este momento tan único en mi vida con las personas que más quiero. Desde que salí de mi casa –a más de media hora de camino del hospital– hasta que nació Gianni pasó menos de una hora. Casi no llego (risas). Fue rapidísimo.

Natalia Streignard y su hijo

¿Cómo se encuentra el bebé? ¿A quién se parece?
Mi príncipe nació precioso, sanito y grandote. Hasta ahora se parece muchísimo a sus hermanitos.

Hablando de hermanos, ¿cómo han recibido tus otros hijos la llegada de Gianni?
Mi hijo mayor, Jacques (6 años), se creció con la llegada de su hermano. Está más maduro y amoroso con el bebé. La chiquita, Gia (2 años), está absolutamente celosa del bebé y hace berrinches para llamar la atención, pero poco a poco se le pasará. Hay que tenerle paciencia.

Jacques con su hermano Gianni

 

¿Qué significa para ti la llegada de este nuevo bebé?
La llegada de Gianni en nuestras vidas es nuevamente como recibir el milagro en tus manos. Es absolutamente perfecto. Es un amor enorme y nuevo. No importa cuántos hijos se tengan, siempre hay espacio en el corazón para más. Estoy absolutamente enamorada de mi familia. Mis hijos y mi esposo son lo mejor que me ha pasado en la vida.

¿Te está resultando difícil compaginar los cuidados que requiere el bebé con las necesidades que también tienen tus otros dos hijos?
Es una tarea laboriosa, pero sí se puede. Solo hay que buscar el rato para todos. Obviamente el bebé requiere mucho más tiempo y eso los peques lo tienen que aprender. Cada tres horas le tengo que dar de comer, por lo que estoy bastante ocupada y duermo muy poquito. Pero por ahora estoy disfrutando cada minuto y aunque estoy casada no me quejo porque me tienen loca de amor. Y sé que soy muy afortunada de tenerlos.

En tu caso la edad no fue un hándicap ya que te convertirse en madre a los 46…
El hecho de tener familia a mi edad creo que me ha hecho apreciar y querer dedicar mucho más tiempo a mis hijos, que son un milagrito. Hay muchas mujeres que quisieran tener mi suerte.

¿Qué le dirías a todos aquellos que piensan que a determinada edad no se puede tener hijos?
Que el tiempo de Dios es perfecto. Los hijos vienen cuando tienen que venir. Yo me considero una madre completamente dedicada y amorosa. Estoy con mis hijos el 100 por ciento de mi tiempo y lo hago feliz.

Días atrás compartiste una imagen en la que te veías espectacular en traje de baño a tan solo dos semanas de haber dado a luz. ¿Cómo lo hiciste? ¿Hay algún secreto?
Tengo que reconocer que soy muy afortunada porque mi cuerpo vuelve a estar como antes rapidísimo. Yo soy bien disciplinada conmigo misma y me ejercito regularmente. Soy vegetariana y tomo muchísima agua. Creo que este estilo de vida es lo que me ha hecho responder tan bien ante los embarazos. El hecho de parir de forma natural [como fue mi caso] también hace que al día siguiente te encuentres muy bien y lista para poder usar alguna faja que te ayude a desinflamar el útero y por eso te recuperas más rápido.

Advertisement


EDIT POST