La copresentadora de Primer Impacto (Univisión) Michelle Galván revela en exclusiva a People en Español cómo logró recuperar su escultural figura tras dar a luz a su hija Megan.

Por Lena Hansen
Enero 06, 2021
Anuncio

Michelle Galván dejó a muchos boquiabiertos al compartir unas fotos en traje de baño en la playa con su bebé Megan. La copresentadora de Primer Impacto (Univisión) deslumbró con su estilizada figura a unos meses de convertirse en mamá. La bebé nació en julio del 2020 y ya la periodista mexicana volvió a su talla 4 de siempre. En exclusiva, revela cómo logró esta hazaña en tan poco tiempo.

"En mi embarazo subí 25 libras (unos 11 kilos)", confiesa Galván. "Fue mucho estrés mi parto y recuperación cuando nació Megan, así que me relajé mucho con la comida y no me exigí hacer ejercicio los primeros meses. Al segundo mes de Megan ya había perdido 15 libras, gracias a la lactancia materna y a que comencé una dieta con mi nutriólogo de cabecera Jorge Tamez que está en Monterrey. Lo consulté por Zoom y basado en mi tipo de sangre me hizo una dieta que me llevó a recuperar mi talla antes del tercer mes de que Megan nació, así que cuando regresé a Primer Impacto pude usar mis vestidos".

Credit: Cortesía de Michelle Galván

¿Cómo se mantiene activa? "Megan es mi gimnasio, cada vez que juego con ella trato de hacer series de brazo o sentadillas, su peso me ayuda cada vez más a comenzar a tonificarme", cuenta la mamá primeriza. "Ahora este nuevo año, estoy comenzando a hacer ejercicio con moderación y cuido más mis meriendas. En vez de comer papas fritas, me voy por una manzana verde ó almendras".

También cuida su alimentación. "Trato de evitar las gaseosas, pan —a menos que sea un postre suculento— y como mexicana me he limitado mucho en el consumo de tortilla, algo que muchos saben es un sacrificio", confiesa.

Credit: Cortesía de Michelle Galván

Amamantar a su hija fue una doble bendición. "Mi mejor consejo para esas mamis que necesitan llegar a su peso después del embarazo es que traten la lactancia materna, usen faja durante el día, caminen y traten de no estresarse porque el estrés también es un factor para estar ansiosas y comer cosas que no ayudarán a su meta", recomienda. Volver a la figura antes del parto no pasará de la noche a la mañana, advierte, hay que tener paciencia. "Disfruten el proceso, más vale que estén felices y vivan un día a la vez a estar frustradas y perderse los hermosos momentos con sus hijos", añade Galván.

Credit: Cortesía de Michelle Galván

Su hija ha transformado su mundo. "Soy otra persona desde que soy mamá, Megan sacó la mejor versión de mí. Me siento más feliz, más positiva y también más agotada que antes", bromea. Su pequeña heredó su carisma. "Lo que más disfruto de Megan es ver cómo le encantan las cámaras, esta niña tiene algo especial, cada vez que le pongo el teléfono enfrente, se transforma, modela, balbucea y se carcajea", cuenta la presentadora. "Trato de pasar todos mis ratos libres cantándole, jugando con ella y estimulándola. Estoy como niña con juguete nuevo... ¡así de contenta!"