La duquesa de Sussex ha demostrado que todavía no está al cien por cien tras su parto con estas imágenes de su figura que denotan naturalidad y confianza.

By Teresa Aranguez
September 22, 2019 12:29 PM

Hace exactamente cuatro meses, Meghan Markle se convertía en la feliz mamá de Archie, su primer hijo con el príncipe Harry. Un momento único en su vida que le ha marcado como mujer y esposa. La baja de maternidad no ha durado mucho ya que está inmersa en nuevos proyectos profesionales que la tienen entusiasmada a pesar de que su cuerpo sigue en proceso de recuperación.

En unas últimas imágenes de la duquesa de Sussex en su perfil de Instagram, la orgullosa mami ha compartido unas fotografías que demuestran que su pancita todavía está volviendo a su ser. Con una camisa blanca y un pantalón negro, Meghan ha mostrado orgullosa su figura a la que le falta un tiempo para estar al cien por cien.

Lejos de ocultarla o disimularla, la mamá de Archie ha querido dejarse ver tal cual, al natural y como cualquier mujer al poco tiempo de convertirse en madre. Un gesto de cercanía y sencillez que le ha hecho ganar puntos.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Lo que también ha mostrado orgullosa ha sido su sonrisa. Meghan está feliz de la vida y no sólo con su papel de mamá, sino también en el ámbito profesional. Acaba de lanzar la línea de ropa Smart Works con un objetivo solidario y apenas unos días de su presentación la acogida ha sido maravillosa.

En breve partirá con su marido y su pequeño rumbo a África, para conocer los lugares donde Harry ha sido tan feliz y conoce tan bien. Un proyecto lleno de ilusión que les unirá mucho más como familia y que harán por primera vez con su chiquitín. Mientras, Meghan sigue metida de lleno en esta línea que tanta satisfacción le ha traído a su vida.

Advertisement