La reciente aparición de Meghan Markle y su hijo Archie ha generando una serie de críticas por el modo en que ella cargó al bebé ¿Lo ha hecho tan mal?

By Mayra Mangal
July 11, 2019 12:22 PM

Meghan Markle y su hijo Archie vuelven a ser el centro de una controversia. A mediados de semana madre e hijo sorprendieron al aparecer en un juego de polo en que participaba el príncipe Harry. Sin embargo las imágenes de la duquesa con su hijo han dejado a muchos boquiabiertos por la forma en que ella cargó al bebé y que algunos han tachado de "aterradora".

Todo sucedió en el club de polo Billingbear de Workingham, en Surrey, Inglaterra, donde la duquesa de Sussex, de 37 años, sorprendió al aparecer con su hijo en brazos para apoyar a su esposo en la copa King Power Royal Charity Polo Day.

En las imágenes se aprecia a la exactriz californiana cargando al bebé, quien va cubierto con un trajecito blanco de una pieza que expone sus brazos y piernas. El rostro inexpresivo de Meghan es aún más misterioso al estar cubierto por gruesas gafas de sol.

"Archie se ve tan incómodo. Pobre niño. Su madre lo está usando como un objeto", comentó alguien por Instagram. "El modo en que carga a Archie es aterrador", comentó alguien más. "¡Meghan no sabe cómo cargar a su propio bebé! qué pena", señaló alguien más.

Mira las imágenes de Meghan cargando a su hijo ¿qué opinas? ¿Lo ha hecho tan mal?

Mega/The Grosby GroupSpain: Lagencia Grosby
Mega/The Grosby GroupSpain: Lagencia Grosby
Mega/The Grosby GroupSpain: Lagencia Grosby

Lógicamente los fans acérrimos de la duquesa salieron en su defensa para poner a raya los criticones. "¿Qué no haría una madre por su hijo? Ella se puede ver un poco incómoda pero enfoquémonos en lo que realmente importa: Archie se ve contento y cómoda. Esta cosita probablemente todavía cree que está sobre el pecho de su mami en casita. Moraleja del cuento: haz lo que te parezca bien para ti y tu hijo", sentenció una usuaria en Twitter.

El príncipe Harry y Meghan Markle acaban de celebrar el bautizo de su hijo en la capilla privada de la reina, en el castillo de Windsor. Los orgullosos papis se han pasado las semanas posteriores al nacimiento de la criatura -en mayo 6- en su flamante casa cercana al palacio y gozando de cada minuto en su compañía.

Su visita al partido de polo es la primera vez que vemos al bebé el público y una de las pocas salidas de su mamá. Lamentable que haya generado tantas críticas, especialmente siendo una madre primeriza.

Advertisement