Mientras que George Seely felicitaba a su hija en la distancia, la bella actriz celebraba por todo lo alto el primer año de su bebé en una fastuosa fiesta que no fue del agrado de algunos. ¿Sabes por qué?

Octubre 13, 2020
Anuncio

¡Ya cumplió un año! La hija de la actriz Marlene Favela y su ex, George Seely, acaba de festejar su primer añito con una apoteósica fiesta en la que su orgullosa y feliz mamá le celebró como a una auténtica princesa, con todo lujo de detalles.

Con la notable ausencia de su papá, la Gata Salvaje puso todo el corazón y el entusiasmo en que a su niña no le faltara de nada en un día tan increíblemente especial y se rodeó de sus más íntimos amigos para disfrutar de una lujosa celebración, rodeados de globos y con detalles de decoración en tonos pastel.

La nota más divertida y que hacía que la actriz y su bebé se vieran aún más bellas, fue el estilismo de ambas, ya que iban disfrazadas de muñecas.

“Gracias a todos los que hicieron posible este maravilloso cumpleaños para mi princesa”, escribió la emocionada mamá, quien quiso también agradecer a todos los que habían participado de la ocasión.

Credit: Marlene Favela Instagram

Marlene estaba espectacular con una falda rosa de tul y unas pestañas a modo de juguete que encajaban a la perfección con su atuendo.

Credit: IG Marlene Favela

El vestido de la pequeña era de cuento y si bien Marlene Favela aguantó estoica todos los comentarios que criticaban la fastuosa fiesta y su look en sus propias redes, en las de su hijita no se pudo contener y le salió la mamá más protectora, contestando a una de las personas que comentaron en su muro.

“¡Mi primer cumpleaños! Con mis disfraz de muñeca”, escribió la empresaria que ya tiene su propia firma de ropa. Sin embargo, las críticas por el vestido de la pequeña se desataron.

“Es bella pero el traje parece un disfraz. Demasiado. Ella es linda sin tanto vestido y moño. No.”, escribió una seguidora que alcanzó casi un centenar de likes. “¡Es un disfraz de muñeca!” respondió con varios signos de admiración, un tanto exasperada, la normalmente mesurada Marlene.

Credit: IG Bella Seely

Como dice el refrán, para gustos se han hecho colores y la fiesta, los atuendos, la decoración, todo estaba coordinado a la perfección y al gusto de la mamá de la festejada, que es lo que realmente importa. ¡Muchas felicidades, Bella!