La reina de España no sólo no se quita el anillo que le regalaron sus hijas, también les pide prestados sus aretes, como vimos en su reciente viaje a Cuba.

Por Nuria Domenech
Noviembre 17, 2019
Anuncio

Como muchas mamás que tienen que viajar por motivos de trabajo, sin duda la reina Letizia extrañará a sus hijas, Leonor y Sofía, cada vez que se suba a un avión y viaje lejos de España acompañando a su esposo el rey Felipe, como acaba de hacer recientemente en su periplo a Cuba.

Por ese motivo, muchas personas sonrieron al comprobar que en una ocasión durante el viaje la reina llevaba puestos los aretes de su hija, la princesa Leonor.

Los aritos dorados fueron usados por la heredera de la corona española en su reciente discurso, sumamente alabado, en los Premios Princesa de Girona que se celebraron hace algunas semanas.

Si bien Letizia no es tan fan de las joyas como otros miembros de la realeza, hay un anillo del que lleva meses sin desprenderse y que a nadie pasa desapercibido por sus grandes dimensiones.

Lo lleva puesto igualmente en actos oficiales, mezclado con valiosas joyas de la corona, o en los momentos más casuales.

Después de mucho divagar, los especialistas en los elegantes estilismos de la reina dieron con la pieza: un anilllo moderno y minimalista de la diseñadora británica Karen Hallam y se puede conseguir por poco más de cien dólares en su tienda del bullicioso barrio madrileño de Chueca.

El joyero José Pedrazuela hizo esta revelación al medio español La Razón: “A Letizia le gusta mandar mensajes con sus joyas y su ropa y le gustan las piezas sentimentales”. Según cuentan, el anillo no es otra cosa que un regalito que le hicieron sus hijas.

La princesa Leonor y la infanta Sofía ahorraron para darle ese capricho a su mamá y ahora ella no se quita su sentimental anillo ni a sol ni a sombra.

Como era de esperar, al salir a la luz el significado de su anillo sus ventas se dispararon no sólo en España, también de forma internacional en países como Francia, Inglaterra y también Estados Unidos.

¿Y tú? ¿Llevas alguna joya o prenda que te haga sentir cerca de tus seres queridos en el día a día, igual que hace la reina Letizia con el anillo de sus hijas?