En un acto oficial que incluyó a toda su familia, la princesa Leonor volvió a llevarse todo el protagonismo junto a su cómplice hermana bajo la mirada atenta de su mamá Letizia, quien en esta ocasión estaba especialmente seria.

By Nuria Domenech
February 03, 2020

Hoy volvimos a ver por fin a la princesa Leonor, futura reina de España, junto a sus papás, el rey Felipe y la reina Letizia, acompañada también de su hermana menor, la infanta Sofía, en su primer acto oficial de este nuevo año en Madrid.

Las nietas de Sofía y Juan Carlos de Borbón llegaron a la apertura de las Cortes al comenzar una nueva legislatura en España ataviadas con el mismo abrigo, algo que ya no acostumbran a hacer desde que son más grandes y cada quien tiene sus propios gustos.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETIN

Las hermanitas se cubrían del frío de enero con un elegante abrigo azul marino de Carolina Herrera. La diferencia estaba en sus zapatos. Si bien la heredera se decantó por unas bailarina rojas de la misma firma que el abrigo, la infanta Sofía llevó unos zapatos negros de la marca Pretty Ballerinas.

Ya dentro del congreso, se pudo ver que la hija del rey Felipe vestía el mismo conjunto de tweed rojo que llevó en los Premios Princesa de Girona, unos galardones que significaron un antes y un después en la vida de esta regia adolescente, al ganarse el respeto de una audiencia maravillada al escucharle hablar con soltura varios idiomas y sorprender con un saber estar que a su corta edad dio la vuelta al mundo.

Para la ocasión, su hermana eligió un vestidito de cuadros en blanco y negro con una lazada negra a la cintura. La complicidad de la princesa con la infanta quedó clara en algunos momentos por las miradas que se dedicaron entre sí.

Fue comentada la seriedad en todo momento de la reina Letizia, quien llevaba de nuevo su anillo favorito.

No sólo era un momento solemne, también era un lugar en el que se encontró con mucha tensión política, tras bastantes meses complicados en ese aspecto para su país.

Advertisement